Público
Público

La principal planta eléctrica de Gaza suspende el suministro por falta de combustible

EFE

La principal planta de electricidad de Gaza interrumpió hoy su suministro por la falta de combustible, después de que Israel decidiera el pasado jueves cerrar todos los pasos fronterizos con la franja palestina.

Funcionarios de la central, que abastece a dos tercios de la población de la franja -donde residen 1,5 millones de palestinos-, anunciaron hoy que las turbinas dejaron de funcionar debido a la falta de combustible.

La medida se produce tras la decisión del ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, de cerrar los pasos de la franja en represalia por el lanzamiento de decenas de cohetes y proyectiles de mortero desde ese territorio contra el sur de Israel.

En los últimos tres días la planta ha seguido funcionando con las reservas de gasóleo con las que contaba, que finalmente se han acabado esta mañana.

Los funcionarios de la planta de la ciudad de Gaza advirtieron de que en las próximas horas se producirá una crisis general en ese territorio ante la carencia de fuel tanto para vehículos, como para el suministro de luz, en coincidencia con las bajas temperaturas del invierno que está resultando especialmente frío.

Jamal al-Judari, diputado palestino vinculado a Hamás y representante del Comité de Resistencia contra el Cierre de Gaza, afirmó que Gaza será escenario de una crisis humanitaria en el plazo de horas.

La suspensión del suministro eléctrico afectará asimismo a los hospitales, donde se encuentran ingresados decenas de heridos de los últimos ataques del Ejército israelí, en los que murieron 37 personas desde el pasado martes.

Más noticias de Política y Sociedad