Público
Público

El príncipe apela al siglo XV para reivindicar el "consenso" territorial

Afirma que aragoneses, catalanes, mallorquines y valencianos, evitaron hace seis siglos "una ruptura que nadie había previsto" a través del Compromiso de Caspe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El príncipe Felipe de Borbón ha exaltado hoy los conceptos de 'consenso, concordia y compromiso' como herramientas fundamentales para salir de la crisis, una 'divisa para los políticos de todos los tiempos' que comenzó a forjarse, según él, en el siglo XV cuando los pueblos de la Corona de Aragón se vieron obligados a plantearse su futuro. Así ha concluido el heredero de la corona su discurso en la localidad zaragozana de Caspe, donde ha puesto fin a un viaje a tierras aragonesas junto a su mujer que han iniciado esta mañana en Alcañiz (Teruel).

Durante su intervención en el templo gótico de la Colegiata de Santa María la Mayor, el príncipe ha recordado 'con respeto y admiración' los hechos históricos ocurridos hace 600 años en la Corona de Aragón y durante los cuales Caspe cobró un especial protagonismo. En 1410, aragoneses, catalanes, mallorquines y valencianos, tras 'casi trescientos años compartiendo un proyecto político común', se enfrentaron a la 'insólita situación' de un 'vacío de poder legítimo y legal', en un momento en el que 'las identidades de cada uno de los territorios habían crecido en el respeto a los intereses del conjunto', ha relatado.

A pesar de que aquella 'unión largamente conservada' estuvo 'en riesgo de una ruptura que nadie había previsto' -ha continuado el príncipe-, los territorios de la Corona, 'iguales y diferentes entre sí', demostraron su madurez y sabiduría 'convencidos de la necesidad de proteger, sobre todo, la gobernación, la justicia y los derechos de todos por encima de los intereses particulares'.

De este modo, una sociedad civil, que según el príncipe hacía su entrada en la Historia agrupada en unas instituciones parlamentarias, las Cortes, fue capaz de demostrar su oposición a que 'la solución se buscara por medio de la guerra y la violencia'. Y esa es la idea que firmaron los nueve compromisarios en Caspe, mostrando 'una grandeza de espíritu y una amplitud de miras que debe ser reconocida y ensalzada con orgullo y emoción por todos los españoles', ha insistido.

Más noticias en Política y Sociedad