Público
Público

Los Príncipes pasean con sus hijas en Palma antes de la competición de vela

EFE

Las infantas Leonor y Sofía se han dejado ver hoy en público por primera vez desde su llegada a Mallorca de la mano de sus padres, los Príncipes de Asturias, que han dado un breve paseo con ellas por el Parc de la Mar de Palma antes del inicio de la tercera jornada de regatas de la Copa del Rey de Vela.

En un automóvil conducido por Don Felipe, los Príncipes y sus hijas han llegado a esta zona cercana al puerto pesquero antes de mediodía, entre la expectación de los turistas que, pese al sol asfixiante, habían elegido aquel momento para contemplar desde allí el conjunto monumental de la catedral y el Palacio de la Almudaina, unas vistas que suelen atraer a numerosos visitantes al atardecer.

El intenso calor y el sol ardiente de esa hora ha centrado precisamente los comentarios del Príncipe al saludar junto a Doña Letizia a los periodistas que les aguardaban en esa zona peatonal, sin sombras donde cobijarse.

Cuando han aparecido ante las cámaras, los Príncipes protegían sus ojos con gafas de sol, que luego se han quitado para posar ante los medios gráficos, y Don Felipe llevaba de la mano a Leonor, que cumplirá cuatro años en octubre, mientras la pequeña Sofía, que tiene poco más de dos años, iba de la mano de su madre, muy animada.

Las dos niñas llevaban vestiditos rosas, en el caso de Leonor conjuntado con un lazo que le recogía el pelo en una coleta, y ambas han soportado con naturalidad el sol mientras posaban junto a sus padres con la catedral y la Almudaina como paisaje de fondo.

Al borde del lago central del parque, Doña Letizia ha mostrado a sus hijas la catedral y, para ello, ha cogido en brazos a Sofía, a quien había llamado la atención un mimo disfrazado de indio americano que había visto al principio del paseo y se lo recordaba a sus padres, señalando en aquella dirección.

No han tardado en acercarse turistas extranjeros y españoles, algunos con niños, que les saludaban y fotografiaban, y dos niñas han conseguido su objetivo de posar junto a los Príncipes y sus hijas.

El número de turistas ha ido en aumento mientras, de regreso a su automóvil, completaban su paseo con un pequeño recorrido por los puestos de artesanía que ocupan estos días el inicio del Parc de la Mar bajo el nombre de Mercado de la Diversidad, donde han saludado a algún artesano.

Un grupo de turistas italianos les ha ofrecido finalmente una improvisada despedida, saludándoles de forma efusiva mientras subían al coche con el que Doña Letizia ha regresado junto a sus hijas al Palacio de Marivent después de dejar al Príncipe en el Club Náutico, donde le esperaba su tercera jornada de competición en la Copa del Rey de Vela, a la caña del "CAM".

Antes de embarcar, Don Felipe ha posado para los medios gráficos en la cubierta junto al resto de la tripulación del "CAM", que hasta ahora ocupa el cuarto puesto de la clasificación general entre las 16 embarcaciones que compiten este año en la categoría IRC.

Más noticias de Política y Sociedad