Público
Público

A prisión 5 de los diez detenidos por tráfico de drogas en las chabolas de Altavista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía ha intervenido tres kilos de marihuana, 200 dosis de hachís, cincuenta de heroína y 20 de crack a diez detenidos que traficaban con estas sustancias en la zona de chabolas del barrio de Altavista de la capital grancanaria, de los que cinco han ingresado en prisión.

Al frente de esta organización, que comenzó a ser investigada el pasado mes de enero, se encontraban Eduardo M.P., de 44 años y con 9 antecedentes policiales, y Ángela D.C., de 36 y con 3 antecedentes policiales, varios de ellos por tráfico de drogas. Los dos se encargaban de comprar las sustancia que posteriormente se pondrían a la venta, así como de su almacenamiento y preparación en dosis, informó hoy en un comunicado la Jefatura Superior de Policía de Canarias.

En un escalón inferior se encontraba Miguel D.D., alias "El Chapa", de 25 años y con 14 detenciones policiales, varias de ellas también por tráfico de drogas y su pareja sentimental, Victoria G.H., de 24 y con 2 antecedentes policiales. Ambos realizaban labores de venta directa en la zona cuando no se encontraban los anteriores, y funciones de vigilancia ante la presencia policial.

Los actos de venta los realizaban en presencia de sus tres hijos menores.

En un mismo nivel se encontraban María Dolores H.G., de 31 años, y Cassandra G.H., de la misma edad y sin antecedentes policiales. Ellas, madre y hermana de Victoria G.H., realizaban la venta directa en la zona bajo la supervisión de Eduardo M.P.

Junto a las anteriores personas, colaboraban en la venta diaria en la zona Ángel T.S., de 25 años y con 7 antecedentes policiales, Francisco P.C., de 26 y con 4 antecedentes, Juan Josué R.D., de 19 y sin antecedentes policiales y un menor de edad con una detención anterior.

Tras pasar a disposición judicial, cinco de los detenidos, concretamente Eduardo M,P., Ángela D.C., Francisco P.C., María Dolores H.G. y Miguel D.D., alias "El Chapa", han ingresado en prisión.

La investigación comenzó el pasado mes de enero, después de que funcionarios del Grupo Operativo de Respuesta de la Comisaría de Distrito Centro notaran un constante tránsito de toxicómanos hacia las chabolas y un aumento de denuncias en la zona, relacionadas con robos de y en vehículos y otros en domicilios.

Tras localizar los puntos de venta, tres chabolas situadas en la calle Echegaray, en las que se despachaba, según el día, crack, heroína, hachís y marihuana, se realizaron varios dispositivos de vigilancia en la zona, en la que se recabaron las pruebas necesarias para solicitar los correspondientes mandamientos de entrada y registro.

Junto a la droga intervenida, la Policía también se incautó de numerosos aparatos electrónicos obtenidos "del intercambio por sustancia estupefaciente".