Público
Público

Prisión por grabar a su hija para confirmar si sufría anorexia

El padre instaló una cámara en el baño durante dos semanas ante las sospechas de que la adolescente padecía esta enfermedad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Juzgado Penal número 3 de Lérida ha condenado a un año de prisión y cinco de alejamiento a un hombre por instalar una cámara en el baño para grabar a su hija adolescente.

El padre llevó a cabo esta acción ante la sospecha de que su hija tenía anorexia, según ha confirmado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya.

Jorge M.V., vecino de Balaguer (Lérida) y que colocó la cámara en 2007, aceptó la pena tras admitir que había cometido un delito de revelación de secreto. La hija se encuentra en tratamiento tras detectarse que padece bulimia, según publican hoy Segre y La Mañana.

El padre, separado de su mujer y que pasaba temporadas con sus dos hijas, grabó durante semanas a la adolescente, luego veía las imágenes y las borraba. Sólo el padre y el abuelo de las niñas sabían que se había instalado la cámara de vídeo en el lavabo.

El juez también ha condenado, también con la conformidad del padre, a indemnizar con 3.000 euros a la hija, con otros 3.000 euros a la madre y a una multa de 1.080 euros.