Público
Público

Protección Civil advierte de que será un "año complicado" en cuanto a incendios forestales

EFE

La directora general de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, Pilar Gallego, ha asegurado hoy en León que será "un año complicado" en cuanto a la proliferación de incendios forestales, sobre todo durante la época de verano.

Según ha explicado Gallego en rueda de prensa, después de realizar una visita a las instalaciones del V Batallón de la Unidad Militar de Emergencias, que tiene su ubicación en la base militar Conde de Gazola, en Ferral del Bernesga (León), las lluvias de los últimos meses "tendrán efectos peligrosos".

La directora de Protección Civil ha previsto que en los próximos meses se puedan producir con facilidad incendios forestales ya que la humedad como consecuencia de las precipitaciones ha hecho crecer vegetación "que no dará tiempo a limpiar".

Esta circunstancia, unida al calor, hace, a su juicio, que "la hierba que crece" se convierta en un "combustible peligroso".

De hecho ha asegurado que mayo "ha sido peor que años anteriores", si bien ha pedido que "no nos alarmemos" porque los incendios registrados en ese mes "siguen dentro de la media del decenio".

Por eso, ha explicado que la Unidad Militar de Emergencias, cuyos cinco batallones están repartidos en distintas zonas, es "un instrumento básico de lucha contra los incendios forestales", junto con la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía.

Pilar Gallego ha anunciado durante la presentación de la campaña de incendios forestales 2008 que emprende desde hoy el Gobierno un aumento de los militares de los cinco batallones de Unidad Militar de Emergencias (UME), que han pasado de los 800 efectivos del año pasado a 1.200 que trabajarán en 2008.

Gallego ha explicado que para esta campaña los cinco batallones de la UME estarán "a disposición" de las comunidades autónomas, instituciones encargadas de gestionar la lucha contra incendios, para sofocarlos en casos de "extrema gravedad".

En concreto, el la UME de León realizará labores de apoyo a las comunidades autónomas de Castilla y León, Asturias, Galicia y Cantabria con un total de 200 efectivos.

"Por eso la UME está aquí, formada y dotada para acometer cualquier incidente", ha señalado la directora general de Protección Civil.

Los batallones de la UME destinados a las labores de extinción de incendios podrán movilizarse en un máximo de cuatro horas para estar trabajando en cualquier lugar del país, tanto como si se ha declarado el estado de emergencia por el Ministerio, como si las comunidades autónomas solicitan la colaboración.

Contarán con 140 camiones autobombas, 28 aviones anfibios (de mayor y menor tamaño), nueve de carga en tierra y unos 12 helicópteros de coordinación, observación y rescate, aunque en los próximos meses se incrementará el equipo de la UME con varias dotaciones nuevas.

Además, según ha avanzado la directora general de Protección Civil, "se cuenta con instrumentos para dar información interna que pasamos a las comunidades autónomas, a las delegaciones y a las subdelegaciones del Gobierno" sobre datos de prevención y estado de emergencias.

Más noticias de Política y Sociedad