Público
Público

Psicóloga afirma que muchos padres no están preparados para afrontar los problemas de la adopción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Muchos padres no están preparados para afrontar los problemas que conlleva una adopción, ya que estos menores requieren de una atención especial que algunas familias no pueden o no saben proporcionar, según advierte la psicoterapeuta Carme Vilaginés en el libro "La otra cara de la adopción".

"Con amor no se puede conseguir todo y no es suficiente para hacerse cargo de un hijo adoptivo", asegura, en una entrevista con Efe, esta psicóloga con mas de treinta años de experiencia en el tratamiento de niños, adolescentes y familias.

Los niños adoptivos, explica la autora de "La otra cara de la adopción" (L'Esfera dels Llibres), son menores que, en muchos casos, han vivido situaciones muy dramáticas que les marcan de por vida y que, al crecer, se pueden traducir en un malestar, miedo, rabia, inseguridad o agresividad que a menudo los pequeños intentan reprimir.

"El problema esencial de los niños adoptados es el abandono que han sufrido y que les puede generar problemas de fondo. Los padres tienen que ayudarles a sacar esta rabia, aunque sea contra ellos. Este sentimiento se tiene que metabolizar y no es fácil", sostiene la experta.

Vilaginés recuerda que cerca del veinte por ciento de los menores adoptados fuera de España presenta problemas de salud, aunque en muchas ocasiones los padres adoptivos desconocen esta situación porque los informes médicos que les entregan en el país de origen son deficientes.

"Lo que no sabe todo el mundo es la situación en que se pueden encontrar, situaciones graves ante las que los padres no están preparados. Cuando alguien se plantea adoptar debería contactar con un profesional que le hiciera darse cuenta de lo que va a hacer y de lo que va a tener que afrontar", indica Vilaginés.

De hecho, según la psicóloga, hasta un cinco por ciento de las adopciones que se realizan en Cataluña terminan en retornos, una realidad "tristísima" ya que significa un "doble fracaso" y un doble abandono para el menor.

"Con amor no se puede conseguir todo, no es suficiente" para garantizar un correcto desarrollo madurativo del menor, apunta.

Y es que, más allá de dar cariño, afecto y amor, los padres adoptivos deben mostrar una fuerte capacidad de empatía, tolerancia, fortaleza y, sobre todo, deben saber ayudar al menor "a reconciliarse con su pasado, por malo que haya sido".

"Si no es así, su futuro estará hipotecado", afirma esta psicóloga, que está convencida de que "no es lo mismo tener un hijo propio que hacerse cargo de una criatura", por pequeña que sea, que tiene otros padres biológicos.

Sobre cuándo es el momento adecuado para explicar a un hijo que es adoptado, Vilaginés es partidaria de hacerlo "desde un primer momento", ya que los niños, asegura, "lo saben, lo notan, tienen como un radar especial".

Más noticias en Política y Sociedad