Público
Público

El pueblo más rojo de Cádiz salva la iglesia de las llamas

Cargos y militantes de Izquierda Unida en Trebujena se echaron al hombro al Nazareno y a unos cuantos santos más para salvarlos de las llamas

OLIVIA CARBALLAR

La mayoría no acude a las procesiones de Semana Santa, pero el pasado domingo, cargos y militantes de Izquierda Unida se echaron al hombro al Nazareno y a unos cuantos santos más para salvarlos de las llamas. Paradójicamente, ocurrió en Trebujena, el pueblo más rojo de Cádiz, una de las provincias más afectadas por la quema de iglesias durante los primeros días de la II República.

Estaban esperando el autobús para ir a protestar contra la política del Gobierno andaluz en Sevilla cuando una nube de humo comenzó a salir de la iglesia. "Yo me di cuenta y llamamos a la policía", relata la primera teniente de alcalde, María Dolores Hedrera. Eran las diez menos diez de la mañana. La iglesia estaba cerrada porque el párroco celebraba la misa en una pedanía. Pero encontraron a un vecino que tenía las llaves. Comenzó entonces la procesión más laica: ediles y militantes de IU trasladaron las imágenes al ayuntamiento. Y allí permanecieron varias horas, sanas y salvas.

El incendio, originado por un cortocircuito, calcinó un órgano, dañó parte del retablo y ennegreció el techo. "Lo que intentamos fue salvar el patrimonio del pueblo, independientemente de la ideología", añade Hedrera. En un foro en una página web sobre el pueblo trebujena.net, algunos vecinos no parecen muy contentos con el tratamiento en los medios. "Puro amarillismo. Pura bazofia periodística", dice un anónimo. "Que fueran comunistas es casi anecdótico, lo que importa es que pensaron en el pueblo", dice otro. No faltan tampoco los comentarios con sorna: "Es lógico. Al ser ateos no esperaban que ningún milagro salvase las imágenes". O este otro: "Ya no hay comunistas como los de antes". El alcalde, Manuel Cárdenas, se perdió la protesta contra Chaves.

Más noticias de Política y Sociedad