Público
Público

Putin y Medvédev abogan por el diálogo con EEUU para superar las divergencias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente saliente ruso, Vladímir Putin, y su sucesor en el Kremlin, Dmitri Medvédev, abogaron hoy por impulsar el diálogo entre Moscú y Washington para superar las divergencias actuales sobre el polémico escudo antimisiles estadounidense.

Ambos políticos se reunieron por separado en el Kremlin con los secretarios de Estado y Defensa de EEUU, Condoleezza Rice y Robert Gates, respectivamente, que visitan Moscú para intentar una vez más disipar los temores de Rusia ante el emplazamiento del sistema antimisiles en Europa.

Putin, quien tras su salida del Kremlin en mayo próximo ejercerá como primer ministro, hoy evitó sus habituales reproches a Washington de menoscabar los intereses de su país y opinó que es "constructivo" y "útil" el diálogo entre Moscú y Washington.

El líder ruso reveló que ha recibido un mensaje de su colega estadounidense, George W. Bush, con propuestas de posibles acuerdos en los principales ámbitos de cooperación entre los dos países, tras la salida del poder este año de sus actuales presidentes.

"Es un documento serio que hemos analizado minuciosamente. Si logramos ponernos de acuerdo sobre sus principales planteamientos, nuestro diálogo será productivo", dijo Putin a Rice y Gates.

Fuentes diplomáticas explicaron que Bush, en su mensaje a Putin, expone su visión de los caminos que permitirían fortalecer las relaciones bilaterales, enfriadas en el último año.

"Este mensaje (de Bush) es una especie de legado a los futuros constructores de la interacción ruso-estadounidense", indicaron las fuentes a la agencia Interfax.

Al tiempo, Putin subrayó que en las relaciones entre ambos países "quedan muchos problemas por tratar", como él y Bush constataron en una reciente conversación telefónica.

En este contexto, Putin calificó de "útil" el diálogo según la "fórmula 2+2" que Rice y Gates iniciaron en noviembre pasado y que continuarán mañana con los ministros rusos de Exteriores, Serguéi Lavrov, y Defensa, Anatoli Serdiukov, sobre asuntos de cooperación estratégica.

Con esa composición, "ya nos reunimos en noviembre pasado, y me parece que el diálogo ha sido constructivo. Pasados seis meses, creo que en algunos asuntos podemos poner el punto final al cerrar acuerdos definitivos", manifestó, sin dar más detalles.

Rice, por su parte, expresó el deseo de EEUU de "ampliar la cooperación" con Rusia, pero subrayó que entre Moscú y Washington "existen desacuerdos", muy importantes a la vista del "carácter complicado de las relaciones" bilaterales.

"Queremos superar estas discrepancias y lograr acuerdos", indicó la secretaria de Estado, mientras que Gates presentó su visita con Rice a Moscú como un gesto de buena voluntad de EEUU, al recordar que el nuevo encuentro 2+2 debía tener lugar en Washington.

Antes de reunirse con Putin, Rice y Gates visitaron a Medvédev, quien dijo que, pese a las diferencias entre ambos países en asuntos estratégicos como la defensa antimisiles y el desarme nuclear, "hay voluntad de seguir avanzado".

"Rusia y EEUU deben crear una base para la continuidad de sus relaciones", señaló Medvédev durante su primer encuentro con los altos cargos estadounidenses desde su elección como presidente el 2 de marzo pasado, cargo que asumirá el 7 de mayo.

"Tendréis una tensas conversaciones. No nos vamos a adelantar, pero está claro que los temas clave de la agenda son los asuntos de la interacción estratégica", dijo Medvédev.

Rice felicitó al presidente electo por su victoria en las urnas y aseguró que "desde hace tiempo" tiene "buenas relaciones de trabajo" con él y espera que éstas continúen.

"No hay mejor medio de resolver los problemas que la cooperación en las relaciones ruso-estadounidenses", subrayó Rice.

El jefe del Pentágono indicó que Rusia y EEUU "tienen mucho de qué hablar; en muchos asuntos donde hay acuerdo, hay que fortalecerlo, y donde no existe, hay que buscarlo".

Las consultas 2+2, además del escudo antimisiles, incluyen conversaciones sobre desarme estratégico, fuerzas convencionales en Europa, lucha antiterrorista, Irán, Corea del Norte y no proliferación.

Rusia se opone al emplazamiento de elementos del escudo antimisiles estadounidense en la República Checa y Polonia, con el argumento de que constituyen una amenaza directa a su seguridad nacional.

Putin ha amenazado, incluso, con apuntar los cohetes rusos contra esos dos países, si ceden su territorio para el sistema estadounidense.

El Ministerio de Defensa ruso advirtió hoy de que "avances y, más aún, acuerdos sobre problemas clave de la estabilidad estratégica son posibles sólo si los estadounidenses traen nuevas propuestas que tengan en cuenta la preocupación de Rusia".