Público
Público

Quejas a la BBC por la aparición de un líder ultraderechista

Reuters

Cientos de manifestantes encolerizados rodearon el jueves los estudios de la cadena de televisión británica BBC para protestar contra la prevista aparición del líder del Partido Nacional Británico, de extrema derecha, en el programa político estrella de la cadena.

Un pequeño número de manifestantes irrumpieron en el centro televisivo en Londres y esquivaron un férreo control de seguridad, pero fueron expulsados, dijo una portavoz de la BBC.

Unos 400 manifestantes, con pancartas en las que se leía "Detengan al fascista BNP", gritaban "Aplasten al BNP" fuera de los estudios.

El líder del BNP, Nick Griffin, ha sido invitado a participar como tertuliano en el programa de debate 'Question Time' que va a ser grabado posteriormente el jueves.

La primera aparición de un político de ultraderecha en un programa que habitualmente ven unos tres millones de personas ha provocado fuertes reacciones: los grupos antirracistas argumentan que no se debería dar espacio al BNP mientras otros están a favor basándose en la libertad de expresión.

Mark Thompson, director general de la cadena pública, defendió la decisión, alegando que se basaba en el apoyo logrado por el BNP en las urnas en las últimas elecciones y que era labor de los políticos prohibir partidos.

El primer ministro, Gordon Brown, dijo que la elección de los comentaristas era responsabilidad de la BBC pero añadió que pensaba que la aparición de Griffin tendría un efecto contraproducente para el partido ultraderechista.

POLÍTICOS RACISTAS

"Creo que tenemos la obligación de poner al descubierto al BNP por lo que son: políticos sectarios y racistas", dijo Brown a una emisora local en una visita al norte de Inglaterra.

"Cualquiera que escuche lo que tienen que decir descubrirá que lo que están diciendo es inaceptable".

El secretario de Justicia, Jack Straw, un peso pesado del Partido Laborista, formará parte de los tertulianos que debatirán con Griffin, modificando una anterior negativa de los Laboristas de compartir espacio con la extrema derecha.

El BNP, que pide que se detenga la inmigración, la salida de Reino Unido de la Unión Europea y busca alentar la repatriación voluntaria de inmigrantes, ganó dos escaños en el Parlamento Europeo en las elecciones de junio.

No tiene representación en el Parlamento nacional, pero presentará a cientos de candidatos para las elecciones generales el próximo mes de junio.

Los partidos principales temen que pueda absorber a los votantes irritados por la profunda recesión y el escándalo por los gastos de los parlamentarios.

En una carta a sus partidarios en la web del BNP, Griffin dijo que su aparición en el programa sería un "hito en la marcha indomable del Partido Nacional Británico hacia la salvación de nuestro país".

Más noticias de Política y Sociedad