Público
Público

"Lo que queremos es única y exclusivamente cobrar"

FRAN GRIMALDI

“Elsur no paga, el Ayuntamiento tampoco paga, que Dios nos ayude”. Así reza la pancarta que los trabajadores de la empresa mixta de servicios municipales Elsur han colocado en señal de protesta a la entrada de la iglesia de San Isidro de la localidad almeriense del Ejido, donde permanecen cuatro de ellos encerrados desde el pasado martes.

Los empleados de esta empresa, con la que Público no pudo contactar en el día de ayer, han optado por el encierro tras el anuncio por parte de Elsur de un ERE inminente sobre la mitad de la plantilla, unas 180 personas. Según informa Europa Press, la empresa entiende este hecho como la “única solución” para hacer frente a los pagos que adeuda con los empleados, con una media de 3.000 euros por trabajador.

Serafín Péramo, uno de los trabajadores que permanece en la iglesia, advierte que llevan varios meses sin cobrar por sus servicios y asegura que lo que reclaman es “única y exclusivamente cobrar, no queremos favores”. “Nos deben mucho dinero a cada uno y nos obligan a trabajar gratis”, denuncia.

Para los trabajadores esta situación es insostenible. Serafín lo compara a una bola de nieve ladera abajo, “en casa de un mileurista esta situación es insostenibles y los bancos no entienden de esperas”.

Futuras movilizaciones

Con el fin de acelerar el pago, la plantilla ha anunciado también que levantará en los próximos días un campamento en la Plaza Mayor de El Ejido, frente al Ayuntamiento, y cortará el tráfico desde el Bulevar del municipio hasta la sede del Consistorio los próximos días 17, 19, 21, 24, 26, y 28. Los trabajadores, que iniciaron ayer una huelga de hambre, aseguran que aguantarán “hasta el final”. “Si hay que morir por lo que es nuestro, qué quieres que te diga…” sentencia Serafín.

Cabe destacar que la empresa Elsur está implicada en la Operación Poniente, que investiga una presenta trama de corrupción empresarial entre la entidad y una serie de subcontratas. En esta trama está también imputado el alcalde de la localidad, Juan Enciso, quien volvió a la Alcaldía tras pasar casi ocho meses en prisión.

Más noticias de Política y Sociedad