Público
Público

Quince civiles muertos a causa de los combates en Mogadiscio

EFE

Al menos quince civiles murieron y más de veinte resultaron heridos cuando rebeldes islámicos lanzaron un fuerte ataque contra posiciones de la fuerza de paz de la Unión Africana (UA) en Mogadiscio.

El portavoz de la Misión de Paz de la UA en Somalia (AMISOM), Baridgye Bahuko, confirmó a Efe que los insurgentes del grupo integrista musulmán somalí Al Shabab, que la ONU vincula a la organización terrorista Al Qaeda, atacaron dos bases en las que están acantonados soldados ugandeses del contingente africano.

"Los insurgentes atacaron nuestras bases en el cruce de carreteras KM4 y la antigua sede de la embajada de Egipto en Mogadiscio", dijo Bahuko, quien añadió que en el tiroteo murieron dos de los atacantes y que el resto de las víctimas fueron civiles atrapados en el fuego cruzado.

Bahuko recalcó que no se registraron bajas entre las fuerzas de la AMISOM.

Al Shabab, por medio de un portavoz se responsabilizó del ataque, en el cual aseguró que no perdió la vida ninguno de sus milicianos.

"Nuestros muyahidín lanzaron fuertes ataques contra las bases de las llamadas fuerzas AMISON, mataron a muchos de ellos y los forzaron a retirarse de sus posiciones", dijo el portavoz de Al Shabab, Sheikh Mukhtar Robow Ali, más conocido como "Abu Mansor".

Las bajas causadas a las fuerzas rivales que ambos bandos se atribuyen no han sido confirmadas por ninguna fuente independiente.

El doctor Dahir Mohamud, jefe de la sala de emergencias del hospital Medina dijo que los muertos son quince y los heridos veinte y que la mayoría de ellos se encuentra "en grave estado".

Éste ha sido el peor ataque lanzado por los rebeldes islámicos contra las fuerzas de AMISOM desde que éstas fueron desplegadas en Mogadiscio en marzo del 2007.

Somalia vive inmersa en el caos y sin que un Gobierno central haya logrado imponer su autoridad desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, y los clanes tribales dividieron el territorio en feudos privados que controlan por medio de milicias paramilitares.

La situación empeoró desde principios de 2006, cuando a la lucha se sumaron las milicias de los antiguos tribunales islámicos somalíes, que capturaron Mogadiscio y todo el sur del país.

Más noticias de Política y Sociedad