Público
Público

El quinto poder se hace fuerte en Irán

Twitter y las redes sociales se hacen eco de las protestas de los seguidores del opositor Musaví

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si hay una constante en Internet desde su nacimiento, ha sido la desregulación: el intento por los poderes establecidos de controlarla y el afán de sus usuarios por escapar a cualquier tipo de control y, habitualmente conseguirlo. Es lo que está sucediendo estos días en Irán, donde la información sobre lo que sucede en el interior del país sale a la luz través de este canal.

Desde la popularización de los blogs, los sistemas de publicación online sencillos y las redes sociales, los usuarios han tomado una conciencia colectiva de quinto poder. Ante situaciones en las que la prensa (llamada cuarto poder desde que un liberal británico la planteó como una alternativa a los poderes del Gobierno) no llega o no quiere llegar, los ciudadanos hacen uso de las herremientas de comunicación que tienen a mano. La suma de ciudadanos informando desde un lugar o sobre un suceso se conforma en multitudes inteligentes -Smart Moobs- en el que la suma de personas y tecnología (móviles, cámaras de fotos, ordenadores...) crea influyentes sistemas de comunicación.

En las elecciones españolas tras el 11-M fueron los teléfonos móviles los que movilizaron al país en la llamada 'Noche de los SMS' y el medio de convocar manifestaciones.  Los blogs fueron la válvula de escape, al grito de 'Free Burma', para denunciar los excesos de la junta militar de Myanmar reprimiendo las protestas de monjes y ciudadanos birmanos. También lo fueron en la guerra de Irak o en China, donde en plenos Juegos Olímpicos se erigieron en la voz de los críticos contra el gigante comunista.

Ahora el escenario es Irán y el reciente proceso electoral que ha despertado las protestas del opositor Musaví y sus seguidores, quienes han denunciado un gigantesco pucherazo. La herramienta de moda es Twitter, pero también TwitPic, Youtube, Flickr, las redes sociales y los blogs, son canales.

El Instituto Internacional de Prensa (IPI) instó hoy al Gobierno iraní a que cumpla las promesas hechas esta semana de permitir a la prensa extranjera informar libremente sobre los sucesos en Irán. En un comunicado divulgado desde su sede en Viena, el instituto deploró que las autoridades iraníes hayan arremetido contra los medios de prensa extranjeros, sus corresponsales y equipos de televisión.

'Desde el domingo no se permitió a la prensa extranjera filmar en zonas donde se manifestaban activistas que apoyaban a la oposición', rezaba el comunicado. Según los informadores, las conexiones por teléfono y radio están totalmente controladas.

Las convocatorias de protestas en Teherán son online. Los ríos de bits sustituyen a los ríos de tinta y Twitter, donde cada minuto más de 500 textos responden a la búsqueda 'iranelection', suple a los pasquines.

En Flickr o TwitPic usuarios como 'mousavi1388', 'fhashemi' y muchos otros, cuelgan fotos que las agencias de comunicación reenvían a los medios de todo el mundo. Los vídeos escapan también al control en Youtube.

Los propios bloggers son conscientes de su poder y hacen uso de él. Los gobiernos también están empezando a serlo. Tanto es así que el Gobierno estadounidense, presidido por un usuario de Twitter,  instó a esta red a continuar permitiendo a los iraníes comunicarse gracias a su medio, en un momento clave. Una vez más Internet cumple su invariable destino, escapar al control.

Más noticias en Política y Sociedad