Público
Público

Qurea cree que sólo un milagro permitiría lograr un acuerdo de paz en 2008

EFE

El negociador jefe palestino, Ahmed Qurea, cree que las negociaciones con Israel sufren un gran retraso y que sólo un "milagro" podría hacer que se concrete este año un acuerdo de paz, como se comprometieron en la conferencia de Annapolis.

En un encuentro con dirigentes del partido Al Fatah en Ramala, Qureia manifestó que las conversaciones no han producido ningún resultado y que en el actual estado de cosas "sería un milagro si se consigue llegar este año a un acuerdo permanente de paz con Israel".

"Las negociaciones de paz están abordando todos los asuntos (en disputa), pero hasta ahora no hemos logrado ningún progreso tangible", declaró quien fuera primer ministro palestino.

También conocido como Abu Alá, Qurea encabeza la delegación palestina en las negociaciones de paz con Israel lanzadas en noviembre de 2007 en la Conferencia de Annapolis, en la que el presidente de EEUU, George W. Bush, anunció el plazo de finales de 2008 como objetivo para un acuerdo de paz en Oriente Medio.

Pero ese objetivo parece cada vez más lejano, a juzgar por las declaraciones de uno y otro equipo negociador.

Hace ya semanas que funcionarios en la oficina del Primer Ministro israelí, Ehud Olmert, vienen advirtiendo que, si acaso, hasta diciembre sólo será posible llegar a un "acuerdo de principios", pero no completar un tratado de paz.

El negociador jefe palestino participó el lunes en Jerusalén con su colega israelí, Tzipi Livni, en un tenso encuentro entre el primer ministro de Israel y el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás.

En la reunión Abás se quejó de que no se puede avanzar en el proceso mientras Israel sigue construyendo en las colonias judías de Cisjordania y Jerusalén Oriental.

Hoy, al reunirse con los miembros del gobierno provisional de la ANP en Ramala, el presidente palestino insistió en que es imposible negociar "mientras Israel se traga Jerusalén y expande sus asentamientos" y aseguró que así se lo dijo a Olmert en la entrevista.

"Si (los israelíes) quieren negociaciones serias y de buena fe, tienen que cesar la construcción en las colonias, liberar prisioneros y retirar los bloqueos" de las carreteras palestinas, subrayó.

La reunión entre Olmert y Abás se centró, según el asesor presidencial palestino Saeb Erekat, en la expansión de colonias, estrictamente prohibida por la Hoja de Ruta, el plan de paz que acompaña las negociaciones.

Israel anunció el domingo, con motivo del Día de Jerusalén -en el que conmemora la ocupación de la parte este en 1967-, que construirá otras 900 viviendas en dos barrios judíos levantados sobre territorio ocupado, Har Homá y Pisgat Zeev.

Más noticias de Política y Sociedad