Público
Público

Rafael Ávila está "entre dos mundos" y fue sedado en el secuestro, según su hermano

EFE

El hermano de Rafael Ávila, el empresario de Sanlúcar de Barrameda liberado ayer por los GEO en Almonte (Huelva), ha asegurado hoy que éste aún se encuentra "entre dos mundos", que estuvo sedado durante su cautiverio y que la familia no conoce a ninguno de los detenidos.

En rueda de prensa en Sanlúcar, Jose Manuel Ávila, que no ha podido facilitar nuevos datos de la operación debido a que el juzgado que lleva el caso ha decretado el secreto de sumario, ha asegurado que Rafael se encuentra física y psíquicamente "bien", a pesar de haber padecido "la violencia de un secuestro".

En este sentido, ha indicado que Rafael ha estado en condiciones "poco saludables" durante sus días de cautiverio y ha detallado que cuando entraron los GEO a liberarle "se asustó y se agarró fuertemente a la pierna de uno de ellos rogando que no lo abandonasen".

Según ha relatado Jose Manuel, su hermano le llamó tras ser liberado sobre las dos de la mañana para decirle que "todo estaba bien, en un tono muy nervioso, tras el susto que se llevó con la Policía" y que literalmente le dijo "José, estoy bien, ¿cómo está Pablito?" -en referencia a su hijo menor, de 10 años-, quien ha dicho a sus familiares que a su padre "los polis de las películas lo han traído a casa".

Según José Manuel, su hermano se encuentra aún "entre dos mundos", ha comido y sigue descansando lo que puede, le ha visitado un médico, ha adelgazado "un poco" durante su cautiverio y aún no consigue entablar una conversación larga "para explicarnos con detalle lo que ha vivido".

"Él es un hombre fuerte, no ha necesitado aún la ayuda de un psicólogo, y está deseando prestar declaración para que nadie quede fuera del alcance de la ley", ha subrayado.

Sobre los dos millones de euros que los raptores pedían a la familia para la liberación de Rafael, ha dicho que no los tenían y que temían que se cumpliese el plazo, que era hoy mismo, porque no habían conseguido reunir esa cantidad "a pesar de la ayuda de familiares y amigos".

Preguntado por las razones de porqué eligieron a su hermano, Jose Manuel ha dicho que no tenía "ni idea" aunque apuntó a la posibilidad de que pudiese deberse a la cercanía de su oficina con la salida de la ciudad.

Además, ha asegurado que nadie de la familia conoce a los diez detenidos y comentó que le parece "muy curioso y sorpresivo" que uno de los detenidos sea el primo del líder del PP, Mariano Rajoy, aunque matizó que "en todas las familias hay de todo".

Sobre otro de los detenidos, relacionado con el caso Arny, ha comentado que es un "alivio" que haya sido apresado y que sean personas relacionadas con la estafa "y no que sean criminales violentos de verdad".

Asimismo, ha considerado que este tipo de delitos de secuestro "no van a proliferar en España, porque tenemos una gran Policía y lo han demostrado con creces".

Más noticias de Política y Sociedad