Público
Público

Rajoy nombra portavoz a Santamaría y pide al PP que trabaje más y siga unido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha desvelado hoy que Soraya Sáenz de Santamaría será la nueva portavoz en el Congreso, ante una Junta Directiva en la que ha llamado a mantener la unidad y ha pedido un esfuerzo a todos porque cree que hay territorios en los que se ha trabajado menos y "eso se nota".

Rajoy ha presidido la Junta Directiva Nacional, órgano encargado de convocar el XVI Congreso Nacional del PP, que se celebrará en Valencia del 20 al 22 de junio y cuyo presidente del comité organizador es el murciano Ramón Luis Valcárcel, una decisión con la que el presidente de los populares escenifica su reconocimiento al partido en ambas comunidades.

Ante unos 500 dirigentes populares congregados en un hotel madrileño, Rajoy ha reiterado que presentará su candidatura a la reelección y ha matizado que si creyera que ha sido un "obstáculo" para que su partido ganara las elecciones, o que "no era bueno" para los intereses generales y los de su partido, no lo haría.

Tampoco la presentaría si no tuviera "un cien por cien de ilusión, ganas y empuje".

"Como todos entendéis perfectamente, entre mis objetivos vitales no está el limitarme a estar sentado en un butacón de la planta séptima de la calle Génova los próximos cuatro años", ha dicho.

Tras conocerse que Eduardo Zaplana no repetiría como portavoz en el Congreso, Rajoy ha desvelado que su sucesora será una de sus colaboradoras más cercanas: Soraya Sáenz de Santamaría.

"Tiene preparación, conocimiento, experiencia, trabaja y tiene mucho empuje e ilusión, que es muy importante ahora", ha destacado el líder del PP, quien ha apuntado que "se ha ganado el respeto de sus compañeros y de sus adversarios" y "ha tenido que lidiar con asuntos no fáciles esta legislatura".

Nada más conocerse esta decisión, la nueva portavoz ha dicho que asume con ilusión su cargo y que hará una oposición firme, constructiva, y pegada a la calle.

Rajoy también ha confirmado que Pío García Escudero repetirá como portavoz en el Senado, y se ha mostrado convencido de que lo hará "mejor aún si cabe" en la presente legislatura.

"Puestos y cargos hay los que hay y todos lo sabéis", les ha dicho a sus dirigentes, a los que ha prometido que intentará que "todo el mundo tenga su oportunidad".

Tras estos nombramientos, el líder del PP mantiene la incógnita sobre el futuro del secretario general, Ángel Acebes, a quien es previsible que afecte también esa "renovación" que anunció tras las elecciones generales.

No obstante, ha agradecido a Acebes su trabajo estos años "en una situación difícil" y a Zaplana que se haya "batido el cobre" también "en unas circunstancias muy difíciles".

Ha subrayado la necesidad de que su partido se mantenga "unido" y de reforzar la organización en algunas provincias, pero ha recalcado que nunca un partido tuvo tanta fuerza en la oposición como la que tendrá el PP en esta legislatura.

Tras recordar que, pese a haber perdido, obtuvo medio millón de votos más que en 2004, ha dicho que el partido deberá estudiar ahora "dónde será necesario hacer un esfuerzo de organización, dónde habrá que trabajar más, y a qué lugares del territorio la dirección deberá prestar mayor atención".

"La subida no es igual en toda España y habremos de actuar en consecuencia", ha apostillado antes de resaltar que el partido deberá tener en cuenta que su crecimiento en las urnas ha sido y está siendo "a costa del PSOE".

Rajoy ha insistido en que se trata de "reforzar el partido en algunos territorios" y en que "hay que trabajar mucho más de lo que se ha trabajado, que ha sido mucho".

"Hay quienes trabajan más que otros, como en cualquier organización, y eso se nota", ha manifestado antes de recalcar que el PP puede ganar las próximas elecciones y "a fecha de hoy -ha dicho- lo más probable es que nosotros ganemos" ya que la situación del partido es "infinitamente mejor" que en 2004.

Rajoy ha dicho que no está dispuesto a perder los más de diez millones de votos recibidos, por lo que será "fiel" a sus compromisos electorales.

"Hay que mantener los apoyos y luego sumar más apoyos y lo vamos a hacer sin piruetas", ha manifestado antes de asegurar que el PP debe actuar "con inteligencia para impedir que los socialistas vuelvan a ser el refugio de los recelos que todavía provoca hoy el partido en algunos ciudadanos y, particularmente, en algunos territorios".

Rajoy ha emplazado a José Luis Rodríguez Zapatero a alcanzar acuerdos de Estado en política antiterrorista, modelo territorial, justicia, política exterior y de defensa, así como sobre el modelo de protección social.

Ha dejado claro que está dispuesto a negociar esos asuntos, pero no a que se llame al PP cuando sus votos son imprescindibles y a que se le margine cuando no lo son.

"A partir ahí, quien quiera hablar con nosotros podrá hacerlo, de esto o de lo que quiera", ha dicho.