Público
Público

Rajoy se presentará al Congreso Nacional por ser lo mejor para el PP y España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mariano Rajoy se presentará a la reelección como presidente del PP en el Congreso Nacional que su partido celebrará en junio y lo hará, ha dicho, con su propio equipo porque se ve avalado por los resultados de las elecciones generales y porque "es lo mejor para el Partido Popular y para España".

Después de que el pasado domingo el PP perdiera las elecciones con 153 escaños frente a los 169 del PSOE, Rajoy ha presidido el Comité Ejecutivo, órgano de gobierno y administración del partido entre Congresos en sus diferentes niveles territoriales, que ha celebrado su reunión a puerta cerrada durante una hora y cuarto.

Cuando todas las previsiones apuntaban a que Rajoy dejaría la Presidencia del partido tras haber perdido dos elecciones generales y tras el lacónico "adiós" con el que se despidió el pasado domingo desde el balcón de la calle Génova, anunciaba que se presentará al congreso con el objetivo de volver a ser el candidato a la Presidencia del Gobierno y ganar los comicios de 2012.

"Esto tiene buena pinta", ha comentado al ser preguntado si le parece que cuenta con respaldos dentro de su partido para ello.

Ha explicado que concurre a la reelección porque la candidatura que él ha presidido "ha mejorado resultados" el pasado domingo en votos, escaños y porcentaje y porque cree que "es lo mejor para el PP y lo mejor para España".

Además, ha dicho que cuenta con un "buen proyecto político para los españoles, que se ha plasmado con objetivos y medidas en el programa electoral" y que "hay más de diez millones de españoles que han dado su apoyo" a la candidatura que él encabezaba.

Ha explicado que se presentará al Congreso con su "propio equipo" y que propondrá lo mismo que ya figuraba en su programa electoral, al igual que puede hacer, ha dicho, cualquier militante que quiera presentar su propia candidatura "con el equipo que estime oportuno y conveniente proponiendo lo que quiera proponer".

No obstante, ha precisado que no desvelará los nombres de los componentes de su equipo hasta el día antes de las votaciones del Congreso.

No ha querido aclarar si Eduardo Zaplana seguirá de portavoz en el Congreso en la próxima legislatura y ha apuntado que se nombrará a la persona cuando se reúna por primera vez el grupo parlamentario. "Tengo 153 candidatos, o a lo mejor tengo uno más", para elegir, ha bromeado al respecto.

Durante una larga rueda de prensa, Rajoy ha sostenido que hace mucho tiempo que se siente "muy libre" y "muy independiente" dentro del PP, pese a reconocer que él no es indispensable dentro de un partido "muy grande y muy bregado como para depender de una sola persona" y ha asegurado, al ser preguntado al respecto, que no se siente cuestionado por ningún dirigente de su formación.

De hecho, la decisión del presidente del PP de continuar fue recibida por los dirigentes populares en pie y con aplausos y, todos ellos sin excepción, cerraron filas en torno a Rajoy.

Fuentes del PP consultadas por Efe explicaron que no hubo voces críticas en la reunión y que cuando les anunció su intención de presentarse al congreso los dirigentes respiraron "aliviados".

Hablaron en el Comité Ejecutivo Nacional todos los barones territoriales, así como Manuel Fraga y Federico Trillo, para apoyar al líder del PP en su decisión y, tan solo, el presidente del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, no aclaró a su salida su apoyo a Rajoy hasta no saber si hay más candidatos.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, le ha dicho a Rajoy en la reunión, según informaron a Efe fuentes populares, que ha tomado la "mejor decisión" para el partido.

En este punto, y cuestionado si se sentiría incómodo compitiendo con Aguirre, ha afirmado: "A estas alturas de mi vida me siento incómodo con bastantes pocas cosas".

Respecto a las elecciones del domingo, ha admitido que en la reunión de ayer no se han analizado en profundidad, aunque ha destacado la alta participación y los resultados históricos que ha cosechado el PP, los segundos mejores de su historia.

Según una primera y somera evaluación de estos resultados, el PP ha recogido el voto del centro y de la derecha, y buena parte de los sufragios que tradicionalmente daban su apoyo al PSOE, que, por su parte, ha arrebatado votantes de la izquierda.

Por otra parte, sobre los temas que le gustaría pactar con el PSOE, se ha referido a la política territorial, a la derrota del terrorismo, a la política exterior y a la consolidación del sistema de protección social en lo referido a sanidad y pensiones.

"Estoy dispuesto a hablar de lo que se me plantee, pero si lo que se me plantea es darme castañazos, qué quiere que haga yo, no me los voy a comer con patatas", ha ironizado, antes de asegurar que la próxima legislatura defenderá la nación española y apostará por la derrota de ETA y no por la "negociación política".