Público
Público

Rajoy tacha de "inmovilismo" oponerse a sus reformas

El presidente del Gobierno arropa en Oviedo a la candidata del PP por Asturias. Desde allí ha presumido de atreverse a limitar el sueldo de los ejecutivos de bancos con ayudas

PÚBLICO.ES/AGENCIAS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha declarado este sábado que no es "partidario" de establecer el copago en la sanidad, un día después de que la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría también dijera que esta medida no está sobre la mesa.

"No es un asunto que esté sobre la mesa (..) no se ha tratado en el consejo de ministros", ha asegurado Rajoy en una rueda de prensa tras reunirse en el palacio de la Moncloa con el presidente de Ecuador, Rafael Correa.

"Y si me preguntan mi opinión personal, yo no soy partidario del copago en la sanidad", ha añadido.

Horas antes, el presidente ha defendido en un acto en Oviedo las reformas que está poniendo en marcha y ha cargado contra quienes las critican y prefieren "no hacer nada" porque considera que están instalados en el "inmovilismo". Así, ha explicado que en estos casi cien días de Gobierno se han acometido una serie de reformas pero ha añadido que "queda mucho por hacer.  Considera que sería "irresponsable" hacer caso a las voces que, ante la situación actual, piden no hacer nada.

Rajoy ha lanzado esos reproches a sus críticos durante su intervención en el acto organizado por el PP en Oviedo en apoyo a la candidata del partido a la presidencia de Asturias, Mercedes Fernández. En el acto también ha presumido de haber sido él quien ha limitado el sueldo de los ejecuticos de entidades financieras con ayudas y no "la izquierda que tanto presume".

El jefe del Ejecutivo, que en varias ocasiones a lo largo de su discurso ha dejado claro que va a seguir haciendo todas las reformas que considere necesarias, ha señalado que en ellas está el futuro.

"Quienes se oponen a las reformas, quienes dicen que no les gustan, quienes se oponen a todo, están en el inmovilismo, y yo aceptaré todo, pero lo único que no puedo aceptar, porque sería una irresponsabilidad, es que se me diga que no haga nada, porque eso es lo peor en estos momentos y conduce inevitablemente al fracaso", ha advertido.

Rajoy ha insistido en que no se puede gobernar pensando en las próximas veinticuatro horas, sino en el largo plazo, y, por ello, es necesario tomar medidas ahora, "porque si no se siembra, jamás se va a cosechar nada". Ademñas ha defendido que el PP es "independiente" y gobierna para los ciudadanos, no para las administraciones. Por este motivo, ha indicado, sus decisiones no responden a "presiones", sino que buscan el "interés general" de los ciudadanos.

Rajoy ha reprochado hoy al PSOE presumir de ser de izquierdas y no haber adoptado una decisión que él ha tomado: limitar el sueldo de los ejecutivos de las entidades financieras que han recibido ayudas públicas.

"¿Quién lo ha hecho? ¿Lo ha hecho la izquierda que tanto presume?" El líder del PP se ha mostrado orgulloso de las medidas que ha ido adoptando desde que llegó a la Presidencia del Gobierno con el objetivo de lograr la recuperación económica y la creación de empleo, unas reformas que -ha recalcado- pretende que sean justas y equitativas.

En la defensa de esas iniciativas es cuando Rajoy ha preguntado qué Gobierno se ha atrevido a limitar el sueldo de los ejecutivos de entidades financieras con ayudas.

"¿Quién lo ha hecho? ¿Lo ha hecho la izquierda que tanto presume? ¿Lo han hecho ellos?", ha planteado el presidente del Gobierno entre aplausos de los asistentes al acto.

Rajoy ha recordado también la decisión de ayer del Consejo de ministros de eliminar una serie de entes públicos y organismos que ha dicho que "lo único que tenían eran presidente y consejeros", ya que no había trabajdores.

Un objetivo del Gobierno, según Rajoy es revisar toda la legislación que existe en España, porque hay "oleadas" de decretos y normas que, en la práctica, constituyen "trabas". Para Rajoy un buen director general no es el que hace cinco decretos, sino el que deroga cinco, porque así "da libertad" y "deja vivir" En su intervención ha dicho que son necesarios esos cambios porque el mundo actual no es el de hace 40 años y están en vigor leyes incluso más antiguas. "Quien pretende que sigan recetas antiguas, hace un flaco favor al país", ha indicado.

Más noticias de Política y Sociedad