Público
Público

El Ramadán acaba en la mayoría de los países árabes de Oriente Medio

EFE

La mayoría de los países árabes de Oriente Medio celebraron hoy el fin del mes de ayuno musulmán de Ramadán, que dará paso mañana, domingo, a una de las festividades más importantes del calendario islámico, el "Eid al Fitr".

Arabia Saudí, Jordania, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Qatar, Kuwait, el Líbano, Yemen y Siria fueron los primeros en anunciar el término del Ramadán.

En Egipto, el mufti Alí Gomaa, la máxima autoridad musulmana del país, confirmará esta noche si el Ramadán acaba hoy o mañana, al igual que en Irak, país en el que conviven musulmanes chiíes y suníes, y donde el Gobierno ha decretado festivo entre mañana y el jueves, a la espera de que los expertos decidan.

El Ramadán dura 29 ó 30 días, y tanto su principio como su final deben declararse tras la observación física de un grupo de "expertos", y sin ayuda de instrumento alguno, de un hilo de luna sobre el cielo.

Los meses islámicos son lunares, razón por la cual hay un desfase de unos diez días sobre los años solares: eso significa que cada año el Ramadán se adelanta diez días sobre la fecha (solar) del año anterior.

Durante el mes de Ramadán -que es un mes especialmente venerado por conmemorar cuando a Mahoma le fue revelado el Corán-, el musulmán adulto no puede comer, beber, fumar ni mantener relaciones sexuales entre el alba y el ocaso.

Este año ha sido especial en Irak, ya que por primera vez desde 2003, año de la invasión estadounidense, chiíes y suníes iniciaron el Ramadán al mismo tiempo, al contrario de ocasiones anteriores, en un gesto que ha sido interpretado por los iraquíes como un gesto de apertura y de buena voluntad entre ambos credos.

En vísperas del "Eid al Fitr", los centros comerciales de los EAU rebosaban hoy de clientes en busca de alimentos, bebidas y ropa nueva, mientras que los centros de belleza registraban una gran actividad por el gran número de mujeres que acudieron a acicalarse y a tatuarse las manos con "henna".

En los Emiratos, donde el 80 por ciento de la población es extranjera, se mezclan antiguas tradiciones con otras más nuevas: un ejemplo de ello son las felicitaciones por el "Eid al Fitr", que ahora se hacen con mensajes de móvil o por correo electrónico.

El bullicio del tráfico durante los días previos al final del Ramadán contrasta con la tranquilidad que se respira durante el "Eid al Fitr" en capitales como El Cairo, donde los atascos son perennes, y que durante este festivo aparecen prácticamente vacías.

Y es que durante esta fechas cierran las escuelas, oficinas, bancos e instituciones públicas y privadas.

En el Líbano, que también queda paralizado, las familias aprovechan para visitarse y los pocos espacios verdes se inundan de niños, al igual que en Egipto, donde es tradicional estrenar ropa y disfrutar del día al aire libre.

También es típico visitar los cementerios y acudir a las mezquitas, donde los clérigos más importantes pronuncian sermones especiales.

El "Eid al Fitr" de este año, al igual que el Ramadán, estará marcado por la crisis económica y por la carestía, que ha afectado a los países árabes.

Aún así, con o sin crisis, los árabes seguirán deseándose un buen año por esta festividad con el saludo típico de estas fechas "kul aam u enta bijair" (que pases un buen año). EFE

Más noticias de Política y Sociedad