Público
Público

Reanudados los trabajos para recuperar los cuerpos de dos soldados españoles en Haití

EFE

Militares españoles reanudaron hoy los trabajos para recuperar los cuerpos de dos de sus compañeros fallecidos ayer en accidente de helicóptero en Haití, tras rescatar la víspera los cadáveres de los otros dos fallecidos.

Una fuente del equipo de rescate explicó a Efe que los trabajos se centran en situar los cuatro cuerpos en un punto desde el que puedan ser introducidos en helicópteros para ser trasladados al buque de la Armada española "Castilla", al que pertenecían los fallecidos y que está fondeado en la costa de Petit Goave, a unos 60 kilómetros al sur de Puerto Príncipe.

Los fallecidos son Luis Fernando Torija Sagospe, comandante del Cuerpo de Intendencia, de 44 años, natural de Madrid, casado y con dos hijos, y Francisco Forne Calderón, teniente de Infantería de Marina, de 37 años, natural de Barcelona, casado y con tres hijos.

También murieron Manuel Dormido Garrosa, alférez de navío, de 35 años, natural de Valencia, casado y con un hijo, y Eusebio Villatoro Costa, cabo mayor de Infantería de Marina, de 41 años, natural de Cádiz, casado y sin hijos.

Los militares estaban destinados en el "Castilla", que desde el pasado mes de febrero lleva a cabo labores humanitarias en apoyo a la población haitiana, afectada por el terremoto que el 12 de enero arrasó buena parte de Puerto Príncipe y varias localidades limítrofes.

En el momento del accidente, el helicóptero siniestrado y otro regresaban desde la República Dominicana de cumplir una misión de tipo logístico.

Ambas aeronaves perdieron contacto al entrar en una zona de baja visibilidad, por lo que se inició un rastreo que permitió hallar el helicóptero siniestrado en las montañas de Fond Verretes, localidad próxima a la frontera con la República Dominicana.

Los restos del aparato quedaron desperdigados por la zona del accidente, un área montañosa de muy difícil acceso.

Según un miembro del equipo, "el fragmento más grande es el tablero de mandos".

Una vez introducidos en bolsas y asegurados, los cadáveres de los militares, que han quedado calcinados, serán llevados al barco de la Armada española.

Los miembros de los grupos de rescate estudian si es más conveniente subir los cuerpos a las cimas de las montañas, en caso de que los helicópteros puedan llegar a ese punto, o bajarlos al pie de las lomas y trasladarlos a una zona abierta donde puedan tomar tierra los aparatos.

La ministra española de Defensa, Carme Chacón, tiene previsto llegar al "Castilla" la madrugada del domingo, para participar a bordo en un acto de homenaje a las víctimas, que se prevé sean repatriadas a continuación a España.

Más noticias de Política y Sociedad