Público
Público

Los rectores europeos piden más financiación para afrontar los retos del futuros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Unos 350 rectores de universidades de toda Europa debaten desde hoy en Barcelona el perfil de la nueva universidad para hacerla más competitiva en el actual mundo globalizado, al tiempo que reivindican una mejor financiación para afrontar los retos de futuro que tienen planteados.

Los máximos mandatarios de las universidades europeas permanecerán hasta el sábado en la capital catalana convocados por la European University Association (EUA), que ha elegido esta ciudad para organizar su conferencia de primavera.

La ministra de Educación, Mercedes Cabrera, el presidente de la Generalitat, José Montilla, y el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, han presidido la inauguración de la conferencia en la Universidad de Barcelona (UB), tras superar un intento de boicot de un grupo de estudiantes contrarios al llamado Proceso de Bolonia.

Los estudiantes, no más de una veintena y pertenecientes al Sindicat d'Estudiants del Països Catalans (SEPC), han bloqueado durante casi una hora la entrada en el Paraninfo del edificio histórico de la UB, donde tenía que celebrarse el acto.

La protesta, durante la cual los jóvenes han lanzado consignas contra el nuevo espacio único europeo de educación superior, ha obligado a las autoridades y a los participantes en la conferencia a entrar en el Paraninfo por una puerta secundaria.

Durante la inauguración, Mercedes Cabrera ha rechazado que la construcción del espacio único europeo de educación secundaria pueda ser tachada de "mercantilista", tal y como defienden algunos sectores de la comunidad universitaria.

"Me sorprende que éste sea visto como un proceso mercantilista porque precisamente conseguiremos multiplicar la riqueza de nuestros pueblos si disponemos de personas con un alto nivel educativo", ha aseverado, tras recordar que cuando era estudiante la universidad española se encontraba encerrada en sí misma y no ha sido hasta ahora cuando el sueño de poder salir al exterior se ha cumplido.

Por su parte, el presidente de la Generalitat, José Montilla, ha abogado por alcanzar un compromiso entre universidad y administraciones para avanzar en la configuración del nuevo modelo de universidad que, ha admitido, requiere más recursos económicos para poder desarrollarse.

Pese a reconocer la insuficiencia financiera, Montilla ha apuntado que la universidad también sufre problemas de gestión y que debe acostumbrarse a rendir cuentas.

El rector de la UB, Màrius Rubiralta, ha subrayado que la universidad juega un papel clave en la sociedad del conocimiento ya que es capaz de transformar éste en beneficios para la sociedad.

El presidente de la EUA, Georg Winckler, ha reivindicado que las universidades europeas tengan una voz fuerte que sea escuchada por los Estados y ha subrayado la necesidad de que éstos mejoren en general la financiación de la educación superior para que puedan funcionar como agentes dinámicos de cambio.

Entre los rectores que asisten a la conferencia de primavera de la EUA destacan, por su número, los de países como Alemania (58), Francia (58), Italia (57) y Reino Unido (76), así como Polonia (43) y Turquía (48).

La EUA, integrada por universidades de 46 países y con sede en Bruselas, consta de 800 miembros y lleva siete años intentando marcar líneas estratégicas de la política universitaria en Europa, que luego hace llegar a los ministros europeos.