Público
Público

REE estima que los activos que comprará a las eléctricas valen 1.552 millones de euros

EFE

Red Eléctrica de España (REE) calcula que los activos de transporte que debe comprar a las eléctricas, en cumplimiento de la Ley 17/2007, pueden tener un coste de 1.552 millones de euros, aunque el número final de instalaciones y su valoración, aún está por definir.

En la conferencia de prensa de presentación del nuevo Plan Estratégico, el presidente de REE, Luis Atienza, explicó que los ingresos reconocidos en 2008 a estas instalaciones de transporte, peninsulares e insulares, han sido de 194 millones de euros (76 millones a los de la Península y 118 a los de las Islas).

Se puede tomar como referencia un múltiplo de ocho (que se ha usado en otras operaciones), pero la cifra final, explicó, "dependerá del número final de instalaciones que se adquieran y de la valoración que se haga".

La Ley 17/2007 define la figura de Red Eléctrica como transportista único del sistema eléctrico, y obliga a la compañía a adquirir los activos de transporte (los de 400 y 220 kV en el caso de la Península y por encima de 66 kV en las Islas), que aún son propiedad de las compañías eléctricas.

En este sentido, Atienza reivindicó el modelo de transportista único y la necesidad de que la propiedad de las instalaciones se defina "por su tensión y no por su función".

"El desarrollo de la red no tiene que estar al servicio del distribuidor, sino de la seguridad de suministro", añadió Atienza antes de subrayar que en el resto de países europeo, la propiedad de las redes se define por tensión.

El presidente de REE, que tiene de plazo hasta julio de 2010 para adquirir estas infraestructuras, añadió que no espera que las compras se cierren antes y recordó que si no se llega a un acuerdo sobre la valoración de los activos, la Comisión Nacional de la Energía (CNE) puede fijar un árbitro para que lo determine.

La inversión necesaria para esta compra, explicó Atienza, no está incluida en el nuevo plan estratégico presentado hoy por la compañía, que prevé inversiones de 4.000 millones de euros en los próximos cinco años.

De este total, 225 millones irán al desarrollo de las infraestructuras necesarias para alimentar las nuevas líneas de alta velocidad (AVE).

Sobre el nuevo plan, Atienza destacó el reto que supone para Red Eléctrica la integración de las renovables y la necesidad de reforzar el mallado de la red y ampliar las interconexiones para poder seguir gestionando una potencia "creciente e intermitente".

La planificación energética prevé que en 2016 haya 29.000 megavatios (MW) eólicos en España, que supondrán el 17 por ciento del consumo total.

"Nuestro trabajo es hacer viables estos objetivos del Gobierno en renovables. Y para ello necesitamos inversiones en las redes", resumió Atienza.

Más noticias de Política y Sociedad