Público
Público

El Reino Unido reconsiderará la deportación de un homosexual iraní

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra británica del Interior, Jacqui Smith, anunció hoy que reconsiderará la deportación de un joven homosexual iraní que podría ser ejecutado en su país.

Mehdi Kazemi, de 19 años, perdió la batalla para lograr refugio político en el Reino Unido en 2006, cuando se trasladó a Holanda, donde el pasado martes también le fue denegado el asilo.

Holanda entregará a Kazemi en las próximas 72 horas al Reino Unido, donde -según los medios británicos- sería detenido para ser posteriormente deportado a Irán.

Sin embargo, Smith va revisar el caso antes de pronunciarse sobre la suerte del joven iraní.

'A la luz de las nuevas circunstancias desde que se adoptó la decisión original (la negativa británica de 2006), he decidido que el caso del señor Kazemi debería reconsiderarse cuando regrese al Reino procedente de Holanda', señaló la ministra.

El director del grupo defensor de los derechos homosexuales Stonewall, Ben Summerskill, se declaró 'encantado' por el anuncio de Smith, ya que cree que hay 'razones de peso' para no deportar a Kazemi a Irán.

Asimismo, más de sesenta lores habían enviado una carta a la ministra del Interior en la que pedían que el Gobierno suspenda la deportación de un joven iraní homosexual.

En la misiva, los lores, que se confesaban 'profundamente preocupados' por el caso, reclamaban que el Ejecutivo muestre compasión y permita al joven vivir en el Reino Unido.

La vida del joven iraní puede correr peligro si es devuelto a su país, ya que en 2006 su antiguo novio fue detenido y ahorcado tras ser acusado de sodomía.

Durante los interrogatorios a su antigua pareja sobre las relaciones que había mantenido, aquélla mencionó el nombre de Kazemi.

Por su parte, la familia de Mehdi Kazemi envió este miércoles una súplica a Smith para que se apiade de él y evite 'una terrible suerte que puede terminar en la muerte'.

Su tío, Saeed, indicó que Kazemi está asustado y 'viviendo una pesadilla que ningún hombre joven debería experimentar'.