Público
Público

El repunte de un 23,5% de Bankia devuelve el verde a la Bolsa

El fuerte rebote de las acciones de la entidad ayuda a que el Ibex-35 cierre la semana con una subida del 0,44%

PUBLICO.ES / EFE

Viernes de ganancias en la Bolsa española, que ha aprovechado el fortísimo rebote que han experimentado las acciones de Bankia, para cerrar en positivo después de cinco sesiones consecutivas de pérdidas.

El principal indicador bursátil, el Ibex-35, ha cerrado la semana con una ligera subida del 0,44%, impulsada por el repunte de los bancos, cuyas cotizaciones ignoraron la rebaja de la calificación de su deuda por la agencia de medición de riesgos estadounidense Moody's.

El Ibex-35 se ha elevado 28,80 puntos, hasta 6.566,70 puntos, después de que ayer perdiera la cota de los 6.600 puntos por primera vez desde mayo de 2003. En la peor semana desde finales de noviembre pasado, pierde el 6,13%, en tanto que las pérdidas anuales se aminoran al 23,34%.

En Europa cayeron las principales bolsas: Londres, el 1,33 por ciento; Fráncfort, el 0,6 por ciento; Milán, el 0,31 por ciento; París, el 0,13 por ciento, y el índice Euro Stoxx, el 0,1 por ciento.

Sin duda, estas dos últimas sesiones han estado protagonizadas por la volatilidad que han sufrido los títulos de Bankia. Si ayer, la entidad llegaba a perder más de un 29% en el parqué madrileño -aunque terminó cerrando perdiendo un 14%- hoy era un día para las ganancias, hasta tal punto que en algún momento de la sesión repuntaba incluso un 30%, hasta los 1,90 euros. Al cierrre la entidad parcialmente nacionalizada subía un 23,49%, costando cada acción 1,7 euros.

Todos los grandes valores subieron: BBVA, el 3,69 por ciento; Iberdrola, el 3,51 por ciento; Banco Santander, el 2,97 por ciento; Repsol, el 2,63 por ciento, y Telefónica, que pagaba dividendo hoy, el 1,27 por ciento.  

Pese a todo, el valor de la acción sigue todavía sigue muy por debajo del precio al que salió a Bolsa, en julio e 2011. En concreto, acumula un descenso del 60% desde entonces, lo que suponen fuertes pérdidas para los más de 347.000 nuevos accionistas particulares que acudieron a la operación, y que invirtieron una media de 7.000 euros.

El mercado de deuda también cogía algo de aire después de vivir una semana en la que la prima de riesgo española alcanzó su máximo intradía y el cierre más alto -ayer en 490 puntos-. Hoy la prima -que mide el diferencial entre la rentabilidad del bund alemán a diez años y el de su equivalente nacional- ha bajado hasta los 484 puntos básicos.

La rentabilidad de los bonos españoles a diez años se ha relajado hasta el 6,27 %, desde el 6,31 % anotado ayer. Mientras tanto, los títulos de deuda alemanes, que sirven de base para calcular la prima de riesgo, subían hasta el 1,43 %, en línea con la ligera recuperación del euro, que alcanzaba los 1,273 dólares en el mercado de Fráncfort.

Entre ayer y hoy se han sucedido los intentos por parte del Gobierno y de la propia Bankia para calmar a los clientes e inversores. Tras la reunión del Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha sido preguntada al respecto y pese que no ha llamado a invertir en Bankia, ha reafirmado la 'seguridad' de los ahorros depositados, al tiempo que ha llamado a la 'responsabilidad de todos' para lanzar 'mensajes certeros' de cómo está la situación de la entidad financiera.

Preguntada sobre si el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, debería comparecer en público para explicar los planes para reflotar Bankia y tranquilizar a los clientes bancarios, la vicepresidenta se limitó a decir que lo 'importante' es que se acometan las reformas 'necesarias'.

Ayer, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, reconoció que la situación actual es 'sumamente convulsa' pero aseguró, en declaraciones a Efe-TV, que la actividad del grupo está siendo estos días 'básicamente normal'. 'La evolución de los depósitos en la primera quincena del mes de mayo' tiene un carácter sustancialmente estacional, explicó Bankia en un comunicado después de conocerse que en los últimos días se han esfumado más de 1.000 millones.

En la misma línea, el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, negó que haya una salida generalizada de depósitos en Bankia, que, en su opinión, cuenta con un nuevo proyecto que reúne todos los requisitos para ser un éxito de futuro. Además, recordó que Bankia contará con el apoyo del Estado, que aportará el capital necesario para garantizar su viabilidad.

Más noticias