Público
Público

La Reserva Federal de EE.UU. aumenta la intervención en el mercado para facilitar el crédito

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Reserva Federal (Fed) de EE.UU. anunció hoy que aumentará a 100.000 millones de dólares el dinero que pondrá a disposición de los bancos este mes en subastas especiales, como un mecanismo para elevar la liquidez en los mercados de crédito.

Además, "para aumentar la certidumbre de los participantes en el mercado" prometió por primera vez continuar con esas subastas de préstamos a corto plazo durante "al menos seis meses, a menos que las condiciones cambiantes del mercado claramente indiquen que las subastas ya no son necesarias".

Hace tan sólo una semana la Reserva Federal anunció que los créditos especiales ascenderían a 30.000 millones de dólares en la subasta del próximo lunes y otro tanto en la del 24 de marzo.

Hoy dijo que elevará esa cantidad a 50.000 millones para cada día, como una forma de "afrontar las presiones intensificadas de liquidez" en los mercados.

Además, anunció que ampliará las transacciones denominadas "acuerdos de recompra", con lo que pondrá en manos de los bancos otros 100.000 millones de dólares.

En su comunicado, la Reserva Federal dijo estar "en contacto estrecho con sus homólogos de los bancos centrales extranjeros en relación a las condiciones de liquidez en los mercados".

Las inyecciones de capital forman parte de un plan de acción conjunto acordado en diciembre por la Reserva Federal con el Banco Central Europeo (BCE), el Banco de Inglaterra, el Banco Nacional Suizo (BNS) y el Banco de Canadá.

La Reserva Federal ha aumentado progresivamente la cantidad de dinero proporcionado a los bancos en forma de préstamos de corto plazo, en vista de que los mercados de crédito siguen sin funcionar debidamente.

Las instituciones temen dejarse dinero unas a otras ante el temor de que el prestatario oculte voluminosas pérdidas en inversiones en hipotecas estadounidenses, cuya morosidad se ha disparado.

Para paliar este problema, la Reserva Federal ha decidido ser la fuente del dinero. En diciembre subastó 40.000 millones de dólares, y en enero y febrero 60.000 millones de dólares.

Las subastas han contado con un alto nivel de participación, aparentemente porque ofrecen el anonimato a las instituciones que solicitan los préstamos de la Fed, con vencimiento de 28 días.

La Reserva Federal pone créditos de corto plazo a disposición de los bancos de manera rutinaria a través de la llamada "ventana de descuento", pero la identidad de las instituciones que la usan es divulgada al público.