Público
Público

Respuesta tricolor frente a la crisis y los recortes

Centenares de personas piden en Madrid una III República que garantice "políticas de progreso" y muestran su indignación con los últimos escándalos de la Casa Real

ELENA HERRERA

Con el reconocimiento hacia los que "no tuvieron miedo" y defendieron la Constitución republicana de 1931, pero con la vista puesta también en el presente, en la "necesidad de un cambio de régimen" para "tomar la vía del progreso" en un tiempo de tijeretazos sociales y recorte de derechos. Varios centenares de personas han marchado este sábado en Madrid a favor de la III República. Entre banderas tricolores y vivas a la república, los asistentes han mostrado su oposición a un "marco político" que, dicen, perpetúa la "dominación" de las castas de la dictadura junto al FMI, el BCE o los "gobiernos corruptos", a los que consideran los "nuevos ricos de la democracia". En este sentido, Juan Olaso, portavoz de Ciudadanos por la República, una de las plataformas convocantes, ha defendido esta cita no sólo como un "ejercicio de nostalgia" y ha apelado a la necesidad de superar el régimen actual como única manera de aplicar "políticas de progreso" y "encarar el futuro".

Los manifestantes también han mostrado su indignación con los escándalos que han afectado en los últimos tiempos a la familia real, especialmente el supuesto desvío de dinero público por parte de Iñaki Urdangarin, yerno del monarca, o la lesión de cadera del rey Juan Carlos de Borbón, propiciada por un "tropezón" cuando se encontraba de viaje de caza en Botsuana. Este último episodio ha motivado algunos gritos a medio camino entre la protesta y la mofa como "¡Esa cadera anuncia la tercera!" o "¡Juan Carlos, mangante, deja al elefante!". Luis y Ángel, dos jóvenes que han preferido no dar sus apellidos, han acudido a la marcha cargados con una improvisada pancarta en la que habían escrito a mano: "Tú cazando, nosotros luchando". "No están acusando de criminales por salir a la calle a la protestar y ellos matan animales o roban dinero público. Eso sí violencia", ha denununciado el primero de ellos.

"¡Juan Carlos, mangante, deja al elefante!", gritaban los manifestantes

La marcha, organizada por la Coordinadora Republicana de Madrid, ha contado con el respaldo de una veintena de formaciones sociales y políticas entre las que se encuentran IU, el PCE o Izquierda Anticapitalista. También ha estado presente el Movimiento 15-M, a través de varias asambleas de barrios de la capital. Los indignados, que han marchado tras una pancarta en la que podía leerse "Si hay rey, no hay democracia", han mostrado su oposición a la Constitución monárquica de 1978, un texto que consideran "inoperante, ineficaz, inútil y engañoso". Tras esta lona, Mercedes García, otras de las asistentes, ha denunciado la "falta de honradez" de algunos miembros de la familia real y ha resaltado la importancia de "recoger el testigo" de los intelectuales que sufrieron represalias e incluso muerte durante el franquismo.

Caras jóvenes, las más, se mezclaban con rostros curtidos en años de lucha como el Román Oter, participante del grupo de jubilados y pensionistas del 15-M y muy implicado en el movimiento contra la impunidad del franquismo. "Algunos venimos en agradecimiento a los que defendieron sin temor los valores de la II República", ha asegurado en la Puerta del Sol, donde ha terminado la marcha. A su lado, otro compañero de fatigas, Ángel Córdoba, ha agradecido con ironía el "gran favor" que, con los últimos escándalos, está haciendo la monarquía a los que defienden la necesidad de avanzar hacia un nuevo régimen democrático.

Más noticias de Política y Sociedad