Público
Público

Resultados promisorios en combinación para mieloma múltiple avanzado

Reuters

Por Will Boggs

Más del 80 por ciento de lospacientes con mieloma múltiple (MM) avanzado respondió aelotuzumab más lenalidomida y una dosis baja de dexametasona enun estudio de fase I.

"Confío mucho en las combinaciones farmacológicas y, paraobtenerlas, se necesitan productos que se puedan combinar demanera segura", dijo por correo electrónico el doctor SagarLonial, de Emory University, Atlanta, Georgia. "La seguridad yla efectividad de la combinación en nuestro ensayo de fase I essorprendente y significa una gran esperanza para los pacientes",añadió.

Elotuzumab es un anticuerpo monoclonal recombinantehumanizado G1 anti CS1, una glicoproteína de superficie que seexpresa en las células del MM. El equipo de Lonial lo probójunto con lenalidomida y una dosis baja de dexametasona en 29pacientes con MM refractaria o con una recaída de la enfermedad.

En Journal of Clinical Oncology, el equipo publica que no seregistraron toxicidades que obligaran a modificar la dosis y ladosis máxima tolerada no se alcanzó hasta la dosis máximapropuesta (20 mg/kg).

Los efectos adversos en por lo menos el 39 por ciento de lospacientes fueron fatiga, anemia, diarrea, náuseas, constipacióny neutropenia. Sólo cuatro pacientes no desarrollaron por lomenos una reacción a la administración.

El 82 por ciento de los 28 pacientes que finalmenterecibieron el tratamiento tuvieron una respuesta objetiva,incluidos nueve pacientes (32 por ciento) que lograron por lomenos una respuesta parcial muy buena. La respuesta demoró enpromedio unos 50 días.

Todos menos un paciente sin exposición previa a lalenalidomida (21/22, 95 por ciento) tuvieron por lo menos unarespuesta parcial, comparado con sólo dos de seis pacientes (33por ciento) expuestos previamente. Aun entre los 12 pacientesrefractarios a la última terapia, 10 lograron una respuestaparcial o mejor con la combinación terapéutica.

Dado que 15 pacientes siguen en tratamiento sin avance de laenfermedad, aún no se registraron los tiempos promedio hasta larespuesta al tratamiento y el avance de la enfermedad después deun seguimiento de 16,4 meses.

"La idea de contar con un anticuerpo para tratar el mielomaes muy alentador", dijo Lonial.

"Muchos otros cánceres cuentan con anticuerpos relativamente'no tóxicos' que mejoran los resultados, pero para el mieloma nocontamos con un anticuerpo, a pesar de muchos avances. El usodel anticuerpo en nuevos diagnósticos, recaídas y como terapiade mantenimiento aporta una gran oportunidad y esperanza paralos pacientes", agregó.

"Como en el linfoma no Hodgkin, en el que se utiliza elrituximab para mejorar los resultados, esperamos poder utilizarelotuzumab con lenalidomida/dexametasona para mejorar larespuesta y su duración", concluyó Lonial.

Lonial agregó que el ensayo de fase II ya se presentó variasveces.

"Básicamente, demostró una tasa de respuesta similar y quela sobrevida sin avance de la enfermedad sería la misma que laobservada en el ensayo de fase I", explicó.

Abbott Biotherapeutics, que emplea a tres de los 12 autoresy tiene lazos económicos con Lonial, financió el estudio.

FUENTE: Journal of Clinical Oncology, online 30 de abrildel 2012.

Más noticias de Política y Sociedad