Público
Público

Resurrección de la bolsa española

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La bolsa española consiguió esta semana una subida del 4,24 por ciento gracias al descenso de los tipos de interés en los Estados Unidos de América (EEUU).

Sin embargo, los inversores seguían velando al difunto al comienzo de la semana, apenados también por la mala suerte que había padecido la entidad británica Northern Bank

Cuando parecía que la crisis estaba enterrando palada a palada a la economía financiera y real apareció el redentor en la figura de la Reserva Federal (Fed).

La rebaja de los tipos de interés en EEUU medio punto, hasta el 4,75 por ciento, tanto para aliviar la presión sobre el mercado hipotecario como para revitalizar su deprimida economía, devolvió a la bolsa a la vida.

La resurrección se desarrolló a lo largo de las jornadas del martes y el miércoles, pero abandonar el reino de los muertos exigía al mercado algún cuidado especial porque los daños habían sido intensos.

Por ejemplo, sacar de la tumba al cadáver acarreó la revalorización del euro, cerca del 2 por ciento, y su ascenso hasta el máximo histórico de 1,412 dólares, con el consiguiente perjuicio para parte del sistema productivo europeo, aunque no en apariencia para la bolsa.

Sin demasiada incidencia a ojos vista y relacionada con la exhumación, pues se esperaba que la bajada de tipos y la llegada de temperaturas más frescas en el hemisferio norte reavivara a la economía estadounidense y el consumo de energía fósil, se presentó también el encarecimiento del petróleo, que en el caso del "Brent" llegó también a máximos y se aproximó a 80 dólares por barril.

En cuanto al trauma causado por los resultados empresariales y estadísticas económicas, hubo para todos los gustos, pero el fantasma perdido del resucitado seguía recordando que la crisis no se había desvanecido, de lo que daban fe las propias autoridades monetarias estadounidenses o algunos participantes en el mercado, Deutsche Bank.

Tras estos días, entre las principales compañías de la bolsa española, las treinta y cinco empresas integrantes del Ibex-35, sólo bajaron cinco, subieron veintinueve y una repitió cotización, Banco Popular.

La mayor subida correspondió a Acciona, el 11,86 por ciento, beneficiada por la decisión de Caja Madrid de vender el 9,9 por ciento que posee de Endesa en la opa presentada por la constructora y Enel, que ha recibido las críticas de la Comisión Europea por su posible ilegalidad, y por la recuperación del sector.

Otras compañías constructoras también consiguieron cuantiosas ganancias por este motivo, ya que ACS subió el 7,84 por ciento; Ferrovial, el 7,17 por ciento y FCC, el 4,99 por ciento.

Sin embargo, el segundo puesto por ganancias correspondió a Iberia, que subió el 9,67 por ciento, después de que su presidente, Fernando Conte, comentara que el fondo de capital riesgo Texas Pacific Group presentará la opa por la compañía el próximo mes, seguida de Acerinox, que ganó el 8,62 por ciento.

Sogecable presidió los descensos del Ibex con una bajada del 3,75 por ciento, perjudicada por los pleitos que mantiene con Mediapro sobre la emisión de los partidos de fútbol de liga.

NH Hoteles cedió el 3,27 por ciento y Sacyr Vallehermoso el 2,48 por ciento, mientras que Banesto cayó el 0,31 por ciento y Endesa, el 0,17 por ciento.

Más noticias en Política y Sociedad