Público
Público

Retiran la campaña antiabortista de las marquesinas de varias ciudades y Almeida la mantiene en Madrid alegando "libertad"

El alcalde de Madrid ha rechazado retirar la publicidad contra el aborto promovida por un 'lobby' ultracatólico escudándose en que debe prevalecer la libertad de expresión. Los Ayuntamientos de Murcia, València y Vitoria han quitado los carteles.

19/01/2022 Imagen de la campaña antiaborto de la ACdP
Imagen de la campaña antiaborto de la ACdP. ACdP

Las marquesinas de la discordia continúan dando que hablar. La campaña promovida por una asociación antiabortista que anima a rezar ante las clínicas donde se practican interrupciones voluntarias del embarazo está obligando a los consistorios a pronunciarse al respecto.

La propaganda, de nombre Cancelados, ha llegado a 33 ciudades españolas distintas en forma de 260 paneles distribuidos en marquesinas de autobús y estaciones de metro. Los Ayuntamientos de València, Vitoria y Murcia ya han optado por retirar la cartelería ultracatólica.

La concejala de Igualdad y Juventud de Murcia, Teresa Franco, se ha mostrado satisfecha por la retirada de los afiches: "Estamos muy contentos de que JCDecaux haya recogido el guante y haya entendido que este tipo de campañas van en contra de los derechos de las mujeres y vulneran su capacidad de decisión".

Franco ha considerado también que es "una pena" que haya asociaciones que todavía ejerzan esta "forma de violencia hacia las mujeres criminalizando un derecho como es la capacidad de decidir si ser madre o no".

Abortar, ha dicho, es una decisión dura para las mujeres que deciden tomarla, pero es también "un derecho recogido en la legislación española, por lo que es "detestable y penoso" que haya quienes traten de poner la interrupción voluntaria del embarazo en el plano de los delitos y no en el de los derechos.

Almeida apela a la libertad de expresión

Sin embargo, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha defendido este viernes mantener la publicidad contra el aborto en las marquesinas porque considera que el Ayuntamiento no tiene competencia para juzgar la opinión del anunciante y cree que debe prevalecer la libertad de expresión.

"Madrid es una ciudad que se caracteriza por su alto grado de tolerancia y libertad, y esta libertad, como no puede ser de otra manera, es un camino de doble sentido".

Así se ha expresado el regidor madrileño en una carta dirigida a la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Mar Espinar, ya que la socialista le pidió este jueves, también por carta, que diera la orden de retirar estos carteles al considerarlos "una publicidad envenenada y una manifestación edulcorada de fanatismo".

Más noticias