Público
Público

Reverte y Vargas Llosa publican cuentos para pequeños lectores

Reuters

Mario Vargas Llosa y Arturo Pérez-Reverte han seducido a generaciones de lectores con sus novelas y ahora se plantean un público más exigente: los niños, con una serie de cuentos que pretende acercar a los famosos escritores para adultos a los más pequeños.

Pérez-Reverte relata la batalla de las Termópilas desde la visión de un niño en "El pequeño hoplita", mientras que Vargas Llosa se adentra en un primer amor infantil con "Fonchito y la Luna", las dos primeras entregas de la colección "Mi primer" que la editorial Alfaguara publicó a principios de mes, donde las ilustraciones juegan un papel destacado.

El autor de "El capitán Alatriste" defendió que era el momento de atraer a los niños a la lectura, ahora que tienen tantas fuentes de entretenimiento que se corre el riesgo de que la literatura sea algo residual. Para ello, sugirió que no se le dijera al niño que iba a aprender mucho leyendo, sino que se iba a embarcar en una máquina del tiempo en la que iba a vivir numerosas aventuras.

"Se inscribe en el tipo de batalla que hay que dar para que las nuevas generaciones no renuncien a la literatura (..-) Podría quedar confinada a una minoría, lo que sería un empobrecimiento para la población y la humanidad", apostilló el peruano, autor de "Lituma para los Andes", en una presentación junto a Pérez Reverte el jueves en Madrid.

Ambos novelistas partieron de una premisa y es no escribir para los niños como si estos fueran bobos. De hecho, los dos cuentos tienen una temática que en otras partes del mundo sería considerada "políticamente incorrecta".

En el caso de "Fonchito y la Luna" el protagonista persigue un beso en la mejilla de una niña que le gusta, algo "por lo que en EEUU podría ir a la cárcel", ironizó Pérez-Reverte que agregó, que en su cuento, "El pequeño hoplita", había temas no habituales en la literatura infantil, como la lucha, el valor, la lealtad, morir y matar e incluso la traición.

"Los niños son muy honrados, no perdonan una falta a las reglas que consideran justas. No se les puede mentir", declaró Pérez-Reverte.

COMO LA POESÍA

Vargas Llosa dijo que escribir para el público infantil era un antiguo anhelo que tenía y que había abandonado hace años tras intentar abordar un cuento que no llegó a buen puerto.

"Los cuentos exigen un rigor y una condensación que sólo exige la poesía. Hay que ser esencial. Un cuento bien logrado marca profundamente a un niño lector (...) en el futuro puede hacerle un pensador, un lector, un escritor", indicó.

Pérez-Reverte definió el cuento de Vargas Llosa como una historia sobre la ternura, la imaginación el amor, el erotismo infantil, la serenidad y la astucia, mientras que el peruano calificó "El pequeño hoplita" como una narración sobre el amor a la libertad, la fraternidad, el heroísmo, las causas que justifican que se entregue la vida por ellas y la valentía como un valor extraordinario.

La colección, coordinada por Pérez-Reverte, pretende contar con otros escritores de renombre como Antonio Muñoz Molina, Eduardo Mendoza, Javier Marías o Matilde Asensi. La idea es publicar dos nuevos títulos al año coincidiendo con el día de la literatura infantil y juvenil el 2 de abril, según la editorial.

De momento la colección se ha publicado en España y Alfaguara está negociando su salto a América Latina. Su llegada a México está prevista para septiembre y en otros países podría ser antes. También se estudia una versión en portugués para el mercado brasileño y otra en italiano.

Más noticias de Política y Sociedad