Público
Público

Revuelta en un centro de menores

Los chicos se negaron a dormir junto a otros compañeros con gripe A

L. DEL POZO

Una veintena de menores inmigrantes tutelados por la DGAIA (Dirección General de Atención a la Infancia y a la Adolescencia de la Generalitat de Catalunya), residentes en el centro nocturno Alcor, en Barcelona, se rebelaron durante la madrugada de ayer al negarse a compartir habitación 'y aire' con sus compañeros infectados de gripe A. Para evitarlo, pasaron casi toda la noche en la calle.

Todo comenzó cuando el lunes 20 menores presentaron síntomas de gripe A. De ellos, 11 fueron hospitalizados. El conflicto surgió el martes, cuando los chicos que estaban en el hospital del Mar y el hospital de Sant Pau recibieron el alta y regresaron al centro. La DGAIA decidió separar en dos habitaciones a los menores: en una acomodó a los sanos y en la otra a los enfermos y a los que padecían síntomas.

Esta solución no satisfizo a los menores, ya que el centro Alcor es una nave industrial y la sala que improvisaron las autoridades para albergar a los niños en cuarentena 'comparte el aire' con otras estancias, según algunos testigos.

Ante lo desconcertante de la situación, los educadores decidieron llevar a cenar a un grupo de jóvenes que se encontraba bien. Pero cuando regresaron se encontraron con que varios chicos, que supuestamente estaban sanos, habían enfermado. 'Cayeron como moscas: diarrea, tos, fiebre...', explica Vicenç Galea, educador del colectivo Drari.

Cuando los menores que habían salido a cenar descubrieron lo sucedido, se negaron a entrar en el centro. Y a partir de entonces, llamadas, visitas y más llamadas. Un médico del 061 examinó a los chicos y, según los mismos testigos, determinó que sanos y enfermos no podían estar mezclados. Sin embargo, tras varias conversaciones por el móvil, cambió de parecer y abandonó el centro.

De madrugada se personó en el Alcor el director general de la DGAIA, Xavier Soley. Y con él, los Mossos dEsquadra, que acordonaron la zona. 'Es increíble, ¿qué hacía allí la Policía?', lamentaba ayer Galea. Los menores se enfrentaron a Soley con insultos 'y algunas verdades', según este educador social. 'Tú no tienes hijos ni corazón', le espetó uno de los chicos a Soley. Al final, éste se marchó sin haber solucionado el asunto, y los chicos permanecieron casi toda la noche a la intemperie. Ayer, fuentes de la Generalitat aseguraron que los enfermos habían sido trasladados a otro edificio.

Más noticias