Público
Público

Los Reyes Magos de Albert Serra ofrecen un gran momento de cine en Cannes

EFE

Los Reyes Magos, la Virgen María, San José y el Niño, sin animales ni camellos, con solo un cordero en algunos momentos, y un ángel, filmados por el director español Albert Serra, ofrecieron hoy en Cannes uno de los grandes momentos cinematográficos del Festival.

Colocado sobre paisajes espectaculares de Formentera, Tenerife, Gran Canaria, Islandia y Francia, por su belleza o por su simplicidad, "El cant dels Ocells" (El canto de los pájaros), segundo largometraje del único director español seleccionado este año en el Festival de Cannes, fue rodado en blanco y negro.

La película es "en cierto sentido bastante simple, cuenta lo que dicen esas tres frases de la Biblia: unos Reyes Magos que llegan a un sitio, que parece ser el Portal de Belén, y se van", explicó a Efe el director horas antes del estreno.

Llevado por su peculiar visión artística, el público del primer pase en la Quincena de los Realizadores rompió a carcajadas en algunos momentos y se le oyó también, en silencio absoluto, contemplar la película, pero, al final, los aplausos escasearon.

La acogida fue, pues, meditativa, como corresponde quizás a un final en el que, tras haber vivido su imposible periplo, los tres compañeros de viaje se van a separar de un momento a otro.

En cualquier caso, Serra no se equivocó al buscar -y conseguir- las risas "que siguen dando hoy los pioneros", como contó a Efe.

El público respondió fielmente a sus deseos al contar aquel "primer viaje iniciático" emprendido en su día por los Reyes Magos y que los belenes de medio mundo reproducen cada año.

Un poco a la manera en la que pintó Albert Serra el suyo, sólo que sus reyes de alpargatas, más bien robustos, austeros, sin séquito alguno pero sí con corona, elevan la cinta a un surrealismo hiperrealista que puede ser sublime.

Buscaban "una cosa tan ridícula en ese momento como ir detrás de un niño", y de alguna manera "me siento identificado con ese primera viaje iniciático del que busca una cosa que no se ha inventado aún", explicó.

"Yo intento hacer un cine que no se parezca al de ningún otro", añadió, "un ir más allá, hacia otros aspectos", con un montaje sofisticado, "mezclado con la cosa primitiva de los actores no profesionales".

Aquí "se acentúan más, se exageran más, se radicalizan más", y lo que tenía un nexo de unión a través de la cosa dramática, que lo unía un poco todo en "Honor de cavalleria" (su primer largometraje, inspirado en Don Quijote y Sancho Panza), se separa mucho en "El canto de los pájaros", que es también "más abstracto, más atmosférico" e "indefinido", consideró el director.

De su primer largometraje, estrenado en La Quincena en 2006, recordó, asimismo, que los diálogos "subrayaban" la relación con el tema tratado, mientras que "en ésta van por libre" y apenas hay un solo diálogo que tenga que ver con el tema de la película.

Sí, los reyes hablan poco, sobre las maravillas que ven, sobre el incómodo lugar elegido para dormir una noche, una situación magníficamente filmada que regaló una deliciosa hilaridad general; o sobre los sueños de cada cual, "siempre bellos" o con serpientes devoradoras.

La Virgen y José son aún más silenciosos, y el ángel se limita a anunciar la Buena Nueva. Las fuerzas del mal no tienen nada que hacer, por mucho que a las del Bien no parezca irles todo fenomenal.

Salvo José, en hebreo, los demás personaje traen el catalán al festival, pues es la lengua materna del realizador, que se considera español, o lo que haga falta, le da igual.

La película "es española, no hay ningún problema. Me considero español. Soy el único español en Cannes este año", es cierto; aunque "ahora que no tienen a nadie más relevante hablan de las coproducciones en las que ha participado España", resaltó.

No hay directores en Cannes "pero hay productores", añadió Serra, que no quiere saber "nada de política".

"Me da igual, acepto lo que los otros opinen y decidan. No voy a votar, soy tan generoso que me da igual ser de un sitio o de otro", dijo el director, quien precisó que habla catalán "porque es su idioma".

Más noticias de Política y Sociedad