Público
Público

Los robots más "atléticos" del mundo se ven las caras en una olimpiada

EFE

Los prototipos de robots más en forma del mundo lucharán a partir de hoy por la medalla de oro de los "RoboGames", unas olimpiadas tecnológicas donde el fútbol o el hockey comparten escenario con feroces combates "a muerte".

Esta competición reúne tanto a ingenieros de universidades que ponen a prueba sus últimos avances en robótica, como a aficionados que desarrollan androides en su tiempo libre y acuden a esta cita con la intención de demostrar que sensores, circuitos y motores no son solo cosa de expertos.

"Es un evento abierto, como unas Olimpiadas. Cualquiera puede participar, lo que permite que muchos tipos diferentes de constructores se conozcan, algo que no ocurriría si no fuese por los juegos", aseguró a Efe el fundador de RoboGames, David Calkins, quien calificó la competición como un "encuentro de mentes".

Este evento, el más grande del mundo en robótica, cuenta con 70 disciplinas, ocho de las cuales son para humanoides, entre las que están fútbol, sumo, hockey o baloncesto u otras más específicas como extinción de incendios, exploración, arte o camareros capaces de hacer un buen cóctel.

La categoría estrella, sin embargo, es el combate a muerte que se celebra en un recinto a prueba de balas y que enfrenta a 340 robots de diferente origen y con distintos armamentos cuyo único objetivo es destrozar a su rival.

Una vez que empieza la lucha, la deportividad brilla por su ausencia y las máquinas ponen en marcha sus mecanismos de ataque y defensa, que pasan por escupir fuego, levantar y lanzar al contendiente o despedazar su estructura metálica como si fuera mantequilla con unas afiladas espadas giratorias.

El premio final: subir a lo más alto de un podio y colgarse un oro del cuello.

A pesar de su carácter universal, los "RoboGames" cuentan con una masiva participación de estadounidenses, país que en ediciones anteriores venció en la mayoría de las disciplinas.

Como ejemplo, en 2007 los robots de EE.UU. cosecharon 93 medallas, 32 de ellas de oro, mientras que el segundo clasificado, Singapur, se quedó en 17, tres más que el tercero, China.

"Nos llegan los mejores androides desde Japón, Corea del Sur, EE.UU., y otros lugares. Contamos cada año con un grupo que viene de Brasil que es sorprendente. Compiten durante todo el día y están de fiesta toda la noche. No sé cómo lo hacen", comentó Calkins.

El año pasado, los brasileños lograron dos oros y un bronce, y quedaron en décimo lugar, justo por detrás de México, con cuatro medallas.

"Los deportes son parte de la humanidad, así que el mero aspecto deportivo es divertido", indicó Calkins, aunque no el más importante.

El fundador de "RoboGames" hizo hincapié en que estos juegos suponen un aliciente para la investigación y el desarrollo de robótica.

"Estas máquinas hacen que nuestra vida sea mejor", dijo Calkins, que puso como ejemplo la competición llamada "Tetsujin" en la que se exhiben exoesqueletos, una extremidades artificiales destinadas al uso humano.

"Un día los cojos podrán caminar, androides andantes nos ayudarán a hacer nuestro trabajo o los robots bomberos salvarán nuestras viviendas de los incendios", declaró este experto en robótica.

Más noticias de Política y Sociedad