Público
Público

Robredo y Almagro dicen que el problema no es Madrid, es Muñoz

EFE

Los tenistas españoles Tommy Robredo y Nicolás Almagro dijeron hoy, tras conocer que Madrid será la sede de la semifinal de Copa Davis frente a Estados Unidos, que el problema no es la capital española, sino el presidente de la Real Federación Española de Tenis (RFET), Pedro Muñoz.

Robredo, que se enteró por los periodistas de la designación de Madrid, dijo: "todos se lo imaginaban".

"Para dejar un poco claro las cosas, los jugadores en ningún momento hemos dicho que no queríamos ir a Madrid. Al contrario, creo que Madrid tiene unas cosas muy buenas como sede: Tiene 25.000 personas, el público es el mejor de España sin ninguna duda y tendremos el apoyo de todo el mundo", declaró Robredo.

E insistió, en que el problema no es el lugar de la sede: "Nosotros estamos totalmente encantados con ir a Madrid y ojalá que llegue el momento para ver cómo responde el público. Nosotros estaremos ahí al cien por cien e intentado ganar".

El tenista catalán explicó que el problema es tienen "algún pequeño desacuerdo con el presidente". "En todo momento, desde que ha llegado a la presidencia, ha hecho cosas sin consultarnos o haciendo ver que nos consultaba y haciendo después lo que quería."

Ante esa actitud, el jugador dijo que se sentía "desengañado" con el presidente de la RFET.

Palabras parecidas empleó su compañero Almagro, quien mostró su convicción de que será "una eliminatoria increíble" en la que contarán con "el apoyo y el calor de toda la gente".

"Pero volvemos a reiterar que el problema no era ese. El problema era que nos hemos sentido engañados por el señor presidente de la Real Federación y, por lo tanto, todo ese malestar que teníamos se lo teníamos que hacer ver a toda España", aseguró.

Más noticias de Política y Sociedad