Público
Público

Roca dice que los pagos a policías son por su defensa legal y la compra de un coche

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex asesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella Juan Antonio Roca ha afirmado ante el juez que los pagos a dos agentes de la Policía Nacional implicados en el caso "Farruquito" se corresponden con la adquisición de un vehículo y los honorarios de la defensa legal de ambos.

Roca ha prestado hoy declaración como imputado ante el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella, Óscar Pérez, en relación con una pieza separada del "Caso Malaya" en la que se investiga los supuestos pagos por valor de 38.500 euros a un inspector y un agente del Cuerpo Nacional de Policía.

El letrado del ex asesor urbanístico, José Aníbal Álvarez, ha señalado que su cliente ha manifestado que se trataba de dos policías que no estaban en activo y que fueron contratados por el administrador de la sociedad Marques de Velilla, Óscar Benavente, para desempeñar labores de seguridad en la finca La Caridad.

En declaraciones a los periodistas, Álvarez ha apuntado que los pagos tienen lugar como consecuencia de la compra a los policías de un coche de la marca Nissan, que se destinó a la finca La Morisca, así como para el asesoramiento jurídico prestado a los agentes.

El abogado ha destacado que los policías no estaban en activo al encontrarse uno jubilado y otro suspendido de servicio, por lo que su contratación para tareas de seguridad "no es ningún delito".

La declaración de Roca ha tenido una duración de diez minutos, según ha indicado el letrado, aunque el ex asesor urbanístico ha permanecido en las dependencias judiciales de Marbella desde las 9.20 hasta las 15.25 horas antes de ser conducido de vuelta a la prisión de Albolote (Granada), donde está encuentra ingresado.

Según un informe de la Brigada de Delincuencia Económica y Fiscal en relación con esta causa, Roca habría llevado a cabo seis pagos entre mayo de 2004 y diciembre de 2005 a un inspector del Cuerpo Nacional de Policía, Bernardino R.M., con cantidades que oscilan entre los 2.000 y 10.000 euros, y un único pago a José Miguel A.H. en enero de 2005.

El informe establece que ambos agentes eran investigados por la Brigada de Asuntos Internos por un asunto de drogas, operación en la que una conversación telefónica permitió esclarecer el atropello mortal de un peatón, causa por la que fue condenado el bailaor Juan Manuel Fernández Montoya "Farruquito" a tres años de cárcel.

Dicha conversación era mantenida por Bernardino R.M. y el presunto testaferro de Roca Oscar Benavente y en ella "el segundo proporcionaría una serie de directrices al objeto de que un tercero eludiera la acción de la justicia", según el informe.

Los dos agentes policiales y Benavente fueron imputados en el caso Farruquito por un delito de encubrimiento, aunque finalmente fueron absueltos al declararse nulas las escuchas telefónicas.

Según los investigadores, los presuntos pagos del ex asesor urbanístico estarían asociados a la asistencia letrada necesitada por Benavente y Bernardino R.M. en este proceso judicial, que "habría sido sufragada por Roca, quién además remuneró" al policía con posterioridad en varias ocasiones.