Público
Público

Rosa Díez dice que no tiene "ningún miedo a sentirme aislada en el Congreso"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La portavoz de UPyD, Rosa Díez, ha asegurado hoy que no tiene "ningún miedo" a sentirse "aislada en el Congreso", donde formará parte del Grupo Mixto junto con los nacionalistas ERC, BNG, CC-PNC y Nafarroa Bai, además de IU-ICV, aunque ha reconocido que va a ser "complicado hacer política" en él.

"Esto no ha hecho más que empezar", ha dicho la líder de UPyD en rueda de prensa tras analizar ayer los resultados electorales del 9-M.

Sin embargo, Díez ha mostrado su convencimiento de que UPyD va a "influir con un solo diputado y un solo grupo en la política nacional" a través de la defensa "del eje" de su ideario, como las reformas constitucionales y legislativas o la vuelta a los "consensos básicos".

La nueva diputada ha insistido que en el Parlamento apoyará iniciativas "que tengan perspectivas de progreso, sin mirar de quien vengan y sin miedo a coincidir o a no coincidir" con cualquiera de los partidos.

En este sentido, Díez ha mantenido que "son los pactos de Estado" en materia de lucha antiterrorista, modelo territorial, inmigración o educación, los que España "necesita para progresar".

Sobre el terrorismo, la portavoz de UPyD no se conformará "con menos que la vuelta al Pacto de Estado contra ETA", independientemente del nombre que reciba.

Díez ha señalado que "probablemente" la primera iniciativa que presente será la reforma de la ley electoral, que cree "una injusticia" porque los ciudadanos "tienen el derecho a que su voto valga los mismo que el del vecino".

"Tenemos un enorme potencial de crecimiento", como demuestra, a su juicio, "la distribución heterogénea" de los votos recibidos por el partido "en todas las circunscripciones de España, de alrededor del 1 por ciento", y el haber sido "la quinta fuerza en número de votos" del país.

Estas cifras, ha apuntado Díez, se han producido también en el País Vasco, algo que ha calificado de "heroico", por lo que, en su opinión, UPyD tendrá representación en las próximas elecciones municipales y autonómicas de 2011.

Otra de las conclusiones de la formación sobre el resultado electoral es que hay "muchísima gente" que necesita una "tercera opción política" que defienda el Estado "sin complejos ni hipotecas".

La ex dirigente socialista vasca ha apuntado que esos votos -más de 300.000- "han venido desde la casa de los ciudadanos", aunque "la matemática simple" pueda dar a entender que proceden del PSOE e IU, que perdieron un escaño cada uno en Madrid, donde UPyD ha obtenido el suyo.