Público
Público

Rosana reparte esperanza y buena música en Chile, en solitario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cantautora española Rosana presentó su nuevo disco "A las buenas y a las malas" totalmente en solitario, con el que repartió esperanzas y buena música a sus seguidores chilenos.

Ataviada de blanco puro, en gran contraste con su piel tostada, Rosana apareció puntual en un peculiar escenario del Teatro Oriente de Santiago, adornado con un simple sofá y una mesa de comedor, sobre la cual descansaba una vela roja que la cantante prendió ritualmente antes de la primera nota.

Armada tan solo con su voz y su guitarra, y para calentar el ambiente, hizo sonar "Talismán", la primera canción con que deslumbró a sus ahora fieles seguidores, seguida de "Llegaremos a tiempo", de su último álbum, y "Agua bendita".

Lo que en un principio era el concierto de una solista, resultó ser un dúo entre el público y la cantautora, a la que le acompañó durante toda la noche un coro de cientos de personas que repetían las letras, coreaban los estribillos y aplaudían todos los gestos.

Optimista y dicharachera, recordó a todos con "Soñaré" que "lo que más vale del mundo no se compra con dinero", y jugó a esconderse entre las gradas para que sus seguidores la sintieran cerca.

Como si estuviera sentada en el comedor de su casa frente a un nutrido grupo de amigos, la cantante y compositora canaria entabló una cálida conversación con el público, al que obsequió con uno de sus clásicos: "Si tu no estás aquí".

En 1996, Rosana se convirtió en un fenómeno musical con 2,5 millones de copias vendidas en todo el mundo de su primer álbum "Lunas rotas".

Tras una hora y media de recital, escuchó las peticiones del público totalmente entregado, entre las que destacaron "Sin miedo", "Tormenta de arena", y "Quiéreme".

"Que alegría que ya no me piden las canciones por el número", se reía la canaria, quien se consagró en el chileno festival de Viña del Mar de 1999, en el que ganó la Gaviota de plata, premio otorgado por el público.

Rosana mezcló clásicos como "Hoy", con temas de su quinto álbum "A las buenas y a las malas", recopilatorio que según la solista, "canta a la esperanza" y reivindica a los que siempre pierden.

"Ustedes creen que este es un concierto serio?", preguntó divertida la cantautora, tras interrumpir por enésima vez la canción que estaba cantando, por los temas reclamados y los piropos del público.

Uruguay y Argentina figuran en la gira de la cantante, quien ayer ya actuó en la ciudad chilena de Concepción, y que en pocos días iniciará una "gira de invierno" por España.

Amorosa y poderosa, dulce y convincente, Rosana amenazó con volver el próximo año a Chile acompañada de una banda de músicos para presentar los mismos temas y entregar más de su eterno optimismo a un público que nunca tiene bastante.

Más noticias en Política y Sociedad