Público
Público

Rubalcaba confía en reanudar el diálogo con policías y guardias civiles

EFE

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, confía en que, tras la manifestación del pasado día 18 de policías y guardias civiles, se pueda reanudar el "diálogo constructivo" que había permitido en los últimos cuatro años firmar distintos acuerdos y leyes que afectan a estos dos Cuerpos.

Así se ha pronunciado el ministro durante su comparecencia en la Comisión de Interior del Congreso para explicar su postura con respecto a las reivindicaciones de las fuerzas de seguridad, que protagonizaron una manifestación en Madrid el pasado día 18 en demanda de una equiparación salarial con las policías autonómicas y municipales.

Rubalcaba ha recalcado que su intención es la de seguir mejorando las retribuciones de los policías nacionales, pero ha incidido en que no puede prometer una equiparación como la demandada por los sindicatos ya que no depende del Gobierno lo que hagan las policías autonómicas y locales.

"Nosotros podemos mejorar, pero no les podemos decir al señor Balza y Saura que se esperen", ha agregado el ministro, quien ha considerado que "siempre habrá alguien con quien homologarse".

Pérez Rubalcaba ha sostenido que está abierto al diálogo con los sindicatos" policiales y ha agregado: "no nos va a costar nada sentarnos a la mesa, entre otras cosas porque nunca nos hemos levantado y estamos abiertos a tratar todos y cada uno de los temas" que ya se plantearon el pasado mes de mayo.

Respecto a la Guardia Civil, el ministro ha recordado su reciente reunión con la asociación mayoritaria AUGC en la que les ha adelantado a los agentes que las elecciones al Consejo se podrían celebrar en enero, momento en el que se iniciaría formalmente el diálogo con los guardias civiles sobre los asuntos que les afectan.

El ministro no cree que la Guardia Civil deba desmilitarizarse y por ese carácter militar, ha recordado, sus agentes tienen restringido algunos derechos, como la manifestación política y sindical. Y la del día 18 era, según ha subrayado, una "manifestación sindical en estado puro".

Por ello, no quiso avanzar si finalmente se abrirán expedientes a los agentes que asistieron a la marcha aunque aseguró que el Gobierno aplicará la ley "con prudencia".

Durante su intervención, el ministro se ha referido a los distintos acuerdos adoptados para mejorar las condiciones laborales de policías y guardias civiles, y en concreto al que ha permitido incrementar sus retribuciones en los últimos cuatro años en 10,52 puntos porcentuales frente al resto de los funcionarios del Estado.

Una mejora que ha coincidido también, según Rubalcaba, en un aumento de las plantillas, situación que ha hecho que la masa salarial de las fuerzas de seguridad haya crecido en los últimos cuatro años un 47 por ciento. El coste total anual de la misma es ahora de 4.531 millones de euros, frente a los 3.082 de 2004.

Por su parte, el diputado del PP Ignacio Cosidó ha denunciado que el PSOE haya incumplido su promesa de equiparación de sueldos entre policías nacionales y autonómicos, y ha asegurado que la diferencia de salario, lejos de homologarse, se ha multiplicado por dos.

Para Cosidó, lo más "sangrante" es que la subida de sueldo para los mossos d'Esquadra se ha pagado incluso con fondos del Ministerio del Interior, algo negado después por Rubalcaba.

Sobre la situación de la Guardia Civil, el diputado del PP ha considerado "excesiva" la posibilidad de que se abran expedientes a los agentes de instituto armado que acudieron a la manifestación del pasado 18 de octubre.

No obstante, Cosidó ha afirmado que, una vez que se amenazó a los guardias civiles con expedientes, el director general de la Policía y la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, debe iniciar las sanciones disciplinarias o "dimitir".

"O les expedienta o el director general dimite, porque de lo contrario habrá perdido su autoridad", ha dicho.

Más noticias de Política y Sociedad