Público
Público

Rubalcaba pide mano dura en el caso Saratoga

El ministro del Interior afirma que la excarcelación del asaltante de José Luis Moreno es «un hecho gravísimo»

ALBERT MARTÍN VIDAL

Alfredo Pérez Rubalcaba avisó al inicio del acto de que acudía como amante de la novela negra y como ministro del Interior. "Ustedes sabrán decirme si me comporto más como lo primero o como lo segundo", dijo dirigiéndose a un auditorio, donde estaba la plana mayor del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) y la Guardia Civil en Catalunya, así como la Delegación del Gobierno y los principales responsables del Departament dInterior y de los Mossos dEsquadra.

Ante semejante público, era evidente que Rubalcaba acabaría haciendo de ministro y afrontó sin tapujos dos delicados asuntos que en las últimas semanas han afectado a la imagen de las fuerzas de seguridad del estado. El ministro se refirió por primera vez a la presunta trama de corrupción en torno a los prostíbulos Saratoga y Riviera, así como a otros locales del área de Barcelona, donde seis de los 19 imputados son policías y dos de ellos están en prisión.

"No quiero vulnerar la presunción de inocencia de nadie, pero todo apunta a que estamos ante un tema de corrupción y creo que contra eso hay que ser absolutamente implacable", manifestó.

Rubalcaba pidió a la Justicia que sea categórica si se confirman las imputaciones: "Si hay un caso de corrupción policial, hay que ser especialmente duro con él". No obstante, se mostró convencido de que la "inmensa mayoría" de policías "trabajan en España de sol a sol y son gente honesta".

El error del caso Bushi

Rubalcaba también expresó su opinión sobre la puesta en libertad de Astrit Bushi, el jefe de la banda que presuntamente asaltó la casa del empresario José Luis Moreno, que calificó de "hecho gravísimo" y de "error". El ministro informó de que se han encargado informes al CNP y la Guardia Civil para aclarar lo ocurrido, y que se tomarán "las medidas oportunas".

Rubalcaba agregó que lo ocurrido fue "un caso absolutamente excepcional" y que "hoy hay cientos de personas que salen de las prisiones para ir a declarar a los juzgados y que por la tarde vuelven a la cárcel".

Bushi, que estaba encarcelado acusado de ser el presunto líder de la banda que asaltó la casa de Moreno, quedó en libertad después de ser trasladado desde la cárcel a un juzgado para declarar por otro delito que se le imputa. Un segundo miembro de esa banda fue también excarcelado por error, aunque volvió a ser detenido y encarcelado poco después.

Más noticias de Política y Sociedad