Público
Público

Rusia endurece la ley sobre mítines políticos y manifestaciones públicas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Duma o cámara de diputados de Rusia aprobó hoy el endurecimiento de las multas y los castigos administrativos en casos de violación de las normas en los mítines políticos y las manifestaciones públicas.

"A partir de ahora será imposible manifestarse pacíficamente. Las protestas ilegales irán a más y el movimiento opositor se radicalizará", aseguró a Efe Serguéi Mitrojin, líder del partido liberal "Yábloko".

La nueva ley fue aprobada con el respaldo de 241 diputados oficialistas, mientras 147 parlamentarios rusos votaron en contra, tras un debate maratoniano que se prolongó durante más de 11 horas, debido a los cientos de enmiendas interpuestas por la oposición.

En señal de protesta, 60 diputados del partido socialdemócrata Rusia Justa abandonaron la sala tras la aprobación del proyecto de ley en segunda lectura y no participaron en la votación definitiva.

La nueva ley estipula unas multas máximas de hasta 300.000 rublos (casi 10.000 dólares) para las personas físicas que infrinjan las normas, aunque ofrece como alternativa el cumplimiento de 200 horas de trabajo social.

En el caso de los cargos públicos la multa máxima será de hasta 600.000 rublos (unos 18.000 dólares), mientras a las personas jurídicas les correspondería pagar un millón (30.000 dólares), cifras consideradas desorbitadas por la oposición.

Hasta ahora, las sanciones impuestas no superaban los 5.000 rublos (166 dólares) para los participantes y los 50.000 (1.660 dólares) para los convocantes.

Además, se aprobó la creación de espacios especialmente habilitados en cada región del país para la celebración de acciones y debates públicos, a imagen y semejanza del Hyde Park de Londres.

La oposición considera que la ley pretende acallar el ánimo contestatario en la sociedad rusa, escenario desde diciembre pasado de las mayores protestas contra el Gobierno desde la caída de la Unión Soviética.

Mitrojin tachó de falsas las afirmaciones del Presidente ruso, Vladímir Putin, quien defendió ayer en la cumbre UE-Rusia la nueva ley como una homologación de la legislación nacional a las normas vigentes en otros países europeos.

"Es mentira. En los países europeos rige el estado de derecho. En esos países los tribunales son independientes y no dan siempre la razón a la policía, como ocurre en Rusia", aseveró.