Público
Público

Ryanair demanda al piloto despedido por criticar en televisión la seguridad de la compañía

La aerolínea considera "difamación" las declaraciones de John Goss, que aseguró, en un canal británico, tener constancia de reproches por utilizar "demasiado combustible"

EFE

La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair presentó hoy una demanda por difamación en un tribunal de Dublín contra un piloto que cuestionó la seguridad de la compañía en un programa británico de televisión.

El veterano piloto John Goss, que llevaba trabajando para Ryanair desde poco después de su fundación en 1985, ya fue despedido el 14 de agosto por lo que la aerolínea consideró una "difamación" durante el programa Dispatches de la cadena británica Channel 4.

En el documental, dedicado a la política de seguridad de la aerolínea, el piloto afirmó haber recibido varias notificaciones en las que la compañía le reprocha emplear demasiado combustible para los estándares de Ryanair.

Goss dijo, además, que otros compañeros pilotos tampoco confían en los sistemas de control de seguridad de la Autoridad de Aviación Civil irlandesa (IAA), responsable de supervisar las operaciones de Ryanair. "Mi opinión personal es que la mayoría de pilotos de Ryanair no tiene confianza en las agencias de seguridad y ése es un asunto bastante crítico", dijo a ese programa el piloto, que tenía previsto retirarse en octubre.

En un comunicado, Ryanair explicó que hoy presentó una demanda por difamación ante el Tribunal Superior de Dublín contra John Goss para limpiar su imagen y destacó su impecable historial de seguridad. La aerolínea líder en el sector "low cost" (tarifas baratas) no ha tenido un accidente mortal en sus casi 30 años de historia.

"Goss ha sido incapaz de ofrecer a Ryanair una explicación aceptable de por qué él, uno de los pilotos más antiguos de Ryanair y exresponsable de seguridad de vuelo, apareció en el programa Dispatches, que difamó la reputación de seguridad de Ryanair", señala el comunicado.

La compañía irlandesa explicó que ha decidido seguir la vía legal ante el eco informativo del programa de Channel 4, que recogió una encuesta del Grupo de Pilotos de Ryanair (RPG) -órgano de representación sindical no reconocido por la empresa-, para el cual la política de seguridad de Ryanair no es "transparente".

Más noticias de Política y Sociedad