Público
Público

Salgado estudia gravar transporte y electricidad

El Gobierno analiza la creación de "incentivos negativos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La polémica sobre el aumento de la fiscalidad no para de crecer. Al amparo de un debate europeo sobre un impuesto ecológico comunitario, la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, planteó ayer la posible creación de dos nuevos gravámenes para el transporte y la electricidad.

Salgado, que participó ayer en una reunión de ministros de Economía de la Unión Europea (Ecofin),apuntó la inclusión de lo que eufemísticamente llamó un 'incentivo negativo sobre los modos de transporte' para evitar su impacto medioambiental y aseguró que el Gobierno debe 'examinar' también una medida similar para 'la producción de electricidad'.

Ambas penalizaciones irían en el proyecto de Ley de Economía Sostenible (LES) que el Consejo de Ministros aprobará previsiblemente en su reunión del 16 de octubre, pero ni la vicepresidenta ni su equipo quisieron adelantar ayer más detalles sobre el alcance de las novedades. Fuentes ministeriales recalcaron no obstante que 'incentivos negativos' no equivale necesariamente a nuevos impuestos.

Salgado eludió hablar de incentivos negativos en una reciente comparecencia para explicar los Presupuestos. Ante la posibilidad de que la nueva Ley de Economía Sostenible incluyera novedades impositivas, la vicepresidenta dijo que 'probablemente se centre más en beneficios fiscales que no en el lado de los ingresos'.

Los ministros de Finanzas de la UE adelantaron ayer, por otra parte, la creación de una ecotasa europea que ayude a luchar contra el cambio climático y favorezca sectores energéticos limpios. La nueva tasa, para la que se necesita la unanimidad de los Veintisiete, se seguirá debatiendo en los próximos meses, pero refleja el empeño de la UE en cambiar su modelo energético. En ese contexto se inscribe la LES, que 'dedicará una atención especial' al 'transporte sostenible y la eficiencia energética', en palabras de Salgado.

La vicepresidenta recordó que 'España es líder en energías renovables' y que países que hacen esfuerzos en ese sector 'les lleva a tener primas a la producción de energía' limpia porque generarla es más cara. En ese sentido, aseguró que el Gobierno estudiará 'con algún cuidado' la manera de introducir nuevas medidas fiscales para que no acaben elevando la factura de la luz.

La vicepresidenta resaltó en cualquier caso que el alma de la nueva ley son los 'incentivos fiscales positivos' llamados a revolucionar los pilares del crecimiento económico.

Más noticias en Política y Sociedad