Público
Público

Salvatore Ferragamo celebra sus 80 años con una exposición y desfiles en Shanghai

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La marca de zapatos y moda de lujo italiana Salvatore Ferragamo está celebrando su octogésimo aniversario en Shanghai, donde hoy abrió una exposición de artículos diseñados para estrellas de Hollywood, y donde hará la presentación mundial de nuevos productos e incluso un desfile de moda.

La ciudad china, con su colección de rascacielos de corte futurista, ya fue el punto de entrada de la firma en el gigante asiático hace 14 años, y desde entonces China se ha consolidado como el tercer mercado más importante de Ferragamo, explicó en una entrevista con Efe el presidente ejecutivo del grupo, Michele Norsa.

"Si consideramos China incluyendo Hong Kong, Macao y Taiwán, ya es nuestro tercer mercado, sólo por detrás de Estados Unidos y Japón, y en tres o cinco años esperamos que pueda ser el segundo", aseguró Norsa.

De esta manera, China supone ya el 11 por ciento de las ventas mundiales del grupo, y en ese país "cada año hemos tenido un crecimiento de dos cifras, normalmente más del 20 por ciento, lo que es muy destacable para un mercado que ya por sí mismo tiene dimensiones importantes", señaló.

Ferragamo tiene en la actualidad 25 tiendas en 18 ciudades chinas, y a finales del 2008 el número aumentará hasta las 33 tiendas en 22 ciudades, entre ellas cuatro en Pekín, dos en Shanghai, y en grandes urbes del este como Hangzhou, Wuxi y Nankín, así como del interior (Kunming, Chengdu, Xian) y de la costa (Dalian y la tropical Sanya).

La firma planea abrir tiendas incluso en la remota Urumqi (región autónoma uigur de Xinjiang, noroeste, cerca de Kazajistán), y "hay otras 20 ó 25 ciudades con grandes inversiones inmobiliarias, hoteles y centros comerciales de lujo, donde podríamos abrir más tiendas", añadió Norsa.

Entre los establecimientos ya existentes destacan los de cinco aeropuertos chinos, incluido el que se abrirá mañana en la recién inaugurada Terminal 2 del de Shanghai Pudong, ya que "un par de tiendas en los aeropuertos chinos quizás pueden vender juntas más de lo que vendemos en toda España", afirmó el directivo italiano.

"En China la demanda de lujo va a seguir muy fuerte durante los próximos cinco a diez años, sin ningún límite. Lo que está pasando en Europa y Estados Unidos aquí no tiene tanta repercusión", opinó, "y mucha gente sigue teniendo gran interés en adquirir productos que no se podía permitir en el pasado".

Por ello, a largo plazo el grupo planea seguir abriendo tiendas en el país e introduciendo nuevos productos, como líneas de gafas en colaboración con Luxottica, así como de relojes y cosméticos, "áreas donde el mercado (chino) todavía tiene mucho que crecer".

Norsa respondió también a los planes de la compañía de salir a bolsa, probablemente en Milán, que la familia Ferragamo se plantea desde hace más de año y medio, aunque no se ha decidido aún ni la fecha ni la cuantía del capital que hará público.

"Será una cantidad limitada y la familia va a seguir controlando la empresa", destacó.

"Desde el punto de vista financiero no lo necesitamos", argumentó, "ya que tenemos un coeficiente de caja positivo que es más que suficiente para las inversiones que tenemos que hacer. Ha sido una decisión de la familia", ha sido elegida como la opción de futuro más conveniente.

El directivo también dijo de España que es "uno de los mercados más activos" de la marca en Europa, además del único que abrirá tienda en los próximos 12 meses, en Valencia, hacia principios del 2009, aunque también se baraja la posibilidad de abrir más adelante en Bilbao o de instalar segundas tiendas en Madrid y Barcelona.