Público
Público

Samarás acusa a los países que quieren la salida de Grecia del euro de apoyar a Syriza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder de la conservadora Nueva Democracia (ND), Andonis Samarás, acusó hoy a los países que apoyan la salida de Grecia del euro de apoyar a su principal rival en las elecciones, el izquierdista Syriza.

"Hay algunos fuera de nuestro país que consideran a Grecia la bestia negra y quieren expulsarla del euro para que los demás (países miembros) se plieguen a sus directivas", dijo el dirigente conservador.

"Y, dado que Syriza significa que Grecia irá fuera del euro, la ayudan", afirmó Samarás en su mitin de cierre de campaña en la céntrica plaza de Sintagma, ante miles de seguidores.

Estas palabras se referían a un polémico artículo en la edición alemana del diario "Financial Times" que llamaba a los electores griegos a votar en favor de Nueva Democracia y a rechazar la "demagogia" de Syriza.

El artículo ha provocado la rabia de muchos griegos que en la propia página web del diario aseguran que les moverá a votar por Syriza, e incluso ha sido criticado por el portavoz de ND, Yannis Mijelakis, quien dijo que los griegos son "un pueblo orgulloso".

"No queremos órdenes, ni provocaciones o manipulaciones", afirmó.

Desde Salónica, que Syriza eligió para cerrar campaña, el joven líder izquierdista Alexis Tsipras consideró el artículo del diario germano como parte de la estrategia de "aterrorizar" a los griegos para que no voten a su partido.

En Atenas, Samarás dijo además que no permitirá a "nadie" expulsar a Grecia de la UE y prometió reforzar la política contra la inmigración ilegal.

También advirtió de que si el país sale del euro, "el nivel de vida retrocederá 50 años" y el país quedará "aislado" internacionalmente.

El líder conservador afirmó a su vez que existe un "lobby del dracma" que tiene su dinero en el extranjero y que apuesta por una victoria de Syriza para que Grecia abandone el euro -a pesar de que el partido izquierdista apuesta por continuar en la divisa común- y pueda regresar con su dinero en euros a "explotar las riquezas naturales a bajo precio".

"El daño que Syriza amenaza con hacer es irreversible, porque si Grecia sale de euro, nunca volverá a él", sentenció.