Público
Público

Samuel Sánchez repite con picardía y 'Purito' mantiene el liderato

EFE

Samuel Sánchez (Euskaltel-Euskadi) ha repetido hoy con picardía el triunfo que ya lograra el año pasado en la subida a Arrate, adonde llegaba hoy una cuarta etapa de la 51 Vuelta al País Vasco que se presumía capital pero que no ha decidido nada y ha mantenido el liderato de Joaquim Rodríguez (Katusha).

Samuel se ha impuesto al esprint en un grupo de 11 corredores con todos los grandes favoritos a la victoria final, por delante de Andreas Kloden (Radioshack), Alexandre Vinokourov (Astana) y Purito Rodríguez (Katusha).

A pesar de haberse subido siete puertos a lo largo del recorrido (179 kilómetros con salida en Amurrio), los grandes beneficiados, aún con el triunfo de Samuel y el liderato del Purito, han sido los especialistas en contrarreloj.

Especialmente los Radioshack Kloden y Chris Horner, el ganador de 2010, que se perfilan favoritos para la crono de 24 kilómetros en Zalla, que decide el sábado la prueba. Allí también contarán con opciones Beñat Intxausti y Xavi Tondo, que hoy han llegado los mejores.

El catalán del Movistar ha sido el héroe sin premio de la jornada con un ataque en la ascensión final que concluyó ya superada la pancarta del premio de la montaña.

Allí, el grupo de candidatos, que apenas se ha dejado ver a lo largo del día, ha cazado a Tondo gracias a un ataque de Andy Shleck, que ha continuado Horner. Esa respuesta ha dejado en nada el único ataque serio de la considerada etapa reina, un acelerón de Tondo a 5,5 kilómetros de meta al que ha salido Frank Schleck.

Luego ha cedido el mayor de los hermanos luxemburgueses y Tondo ha logrado hasta 20 segundos de ventaja. Pero no ha sido suficiente y los favoritos han entrado todos juntos, eso sí en fila de a uno, a la línea de meta.

Tras la jornada de hoy, once corredores quedan en 18 segundos a la espera de la crono decisiva de Zalla, donde termina también la etapa de mañana, en principio de transición. Se mantiene líder Purito, con el mismo tiempo que Kloden y Samuel; cuarto es Horner, a 1 segundo; luego, un cuarteto que cede 6 segundos, Ryder Hesjedal, Tondo, Robert Gesink y David López; Intxausti sigue a 9; Vinokourov a 10; y el pequeño de los Schleck a 18.

No ha dado mucho más la jornada más esperada de la carrera vasca. Como cada día, tras unas primeras escaramuzas se formó la escapada del día. Hoy fue en el kilómetro 21 y la integraron tres corredores sin opciones en la general, el suizo Michael Albasini (HTC-High Road), el ruso Maxim Belkov (Vacansoleil) y el español Julián Sánchez Pimienta (Caja Rural).

La fuga llegó a contar con más de 12 minutos de ventaja antes de llegarse al kilómetro 80, pero el Euskaltel cogió la responsabilidad de liderar el pelotón y echó abajo la intentona ya antes de la segunda y definitiva subida a Arrate.

Mañana se disputará la quinta etapa, la penúltima y última en línea de la ronda vasca. La carrera llega a Zalla saliendo desde Eibar y con un recorrido de 177 kilómetros, con siete altos puntuables. A pesar de esa dureza no se espera mucho de ella, ya que la última subida, Beci, es de tercera y se encuentra a 12,5 kilómetros de meta.

Además, las ascensiones más exigentes están en los primeros kilómetros, el legendario Urkiola (primera, km.28) y Bikotx Gane (segunda, 63). El resto de subidas serán de tercera, Areitio (5), Garate (km.86), San Cosme (km.101) y Humaran (km.136). Hay también un pequeño alto no puntuable, el de La Herrera, que se subirá tres veces, la última a 2 kilómetros de meta.

Más noticias de Política y Sociedad