Público
Público

Sanidad aconseja sobre la prevención de la adicción de los niños a los vídeojuegos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Concejalía de Sanidad y Consumo, recuerda las ventajas y los inconvenientes que pueden presentar estos juegos desde el punto de vista de la salud infantil y juvenil, pues muchos de ellos producen adicción en los niños y jóvenes.

"Los videojuegos ocupan el número uno en las preferencias del público infantil y juvenil en cuanto a juegos, por un lado ayudan a desarrollar habilidades como la atención y la creatividad pero también pueden generar adicción y algunos de sus contenidos son polémicos", ha comentado en una nota la concejal de Sanidad y Consumo del Ayuntamiento de Valencia, Lourdes Bernal.

Por ello,- ha añadido- "es necesario informar a los padres para que sean capaces de detectar lo más pronto posible los trastornos de conducta que pueden llegar a provocar en sus hijos, como es el que antepongan el viídeojuego y la evasión de la pantalla, a otros aspectos de la vida ordinaria, como el deporte, la lectura o el contacto con los amigos".

Durante estas vacaciones de fallas y semana santa donde hay más tiempo libre y la convivencia padres e hijos se intensifica, la delegación de Sanidad y Consumo ha enumerado una serie de síntomas iniciales que pueden permitir a los padres y educador detectar que se puede estar generando una adicción.

Estos son: estar absorto al jugar, sin atender cuando le llaman, no aparta la vista de la televisión o pantalla, pierde interés por otras actividades que antes practicaba, comienza a tener crisis de ansiedad y trastornos del sueño, se aisla socialmente, se produce un mayor distanciamiento de la familia y de los amigos y finalmente se observa una desatención a los estudios, con falta de respeto a los horarios estipulados previamente para cumplir con sus obligaciones escolares.

Bernal ha advertido que "una vez establecida la adicción a los videojuegos, puede generar distintos problemas de salud como estrés, irritabilidad, depresión y fatiga ocular".

"Debido al sedentarismo y a las malas posturas al sentarse puede originar problemas de columna vertebral y obesidad", ha señalado.

Para "evitar" los problemas del sedentarismo los fabricantes han puesto en el mercado mecanismos para obligar al jugador a ejercitar movimientos.

Pero a pesar de este "esfuerzo" de los fabricantes, los investigadores de la Universidad de Michigan de EEUU han analizado alguno de los juegos dirigidos a niños y han comprobado que el máximo gasto físico desarrollado en su ejecución esta entre 60 y 70 calorías hora, cuando las recomendaciones mínimas están entre 210 y 420 calorías hora.

"Los efectos perjudiciales sobre la salud pueden ser más o menos importantes dependiendo del contenido de los videojuegos, ya que los videojuegos que hay en el mercado no todos están pensados para un público infantil, incluyendo muchos escenas que influyen inadecuadamente en el proceso de maduración psicológico del niño ya que es un ser en desarrollo", ha indicado.

"A esas edades, es más conveniente otro tipo de actividades como la lectura, el ejercicio físico que no sean tan absorbentes para la psicología del niño" ha dicho Lourdes Bernal.