Público
Público

Sanidad no ve riesgos en los artículos de Mercadona, después de retirarlos

Asegura ahora que los once cosméticos no afectan a la salud de quienes los utilizan. 

PÚBLICO

El Ministerio de Sanidad ha tardado dos días en salir al paso de la alarma creada el martes después de que Mercadona retirara once de sus cosméticos estrella del mercado cuyos elementos podrían producir una sustancia inductora de tumores cancerígenos. Hoy, por fin, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), la misma que ordenó a la cadena de supermercados la retirada de esos artículos, ha hecho público un comunicado (ver PDF) en el que asegura que esos productos de las marcas Deliplus y Solcare, "no entrañan riesgo para la salud derivado de su uso".

El mencionado organismo, dependiente del departamento que dirige Ana Mato, se limita a señalar en su nota que "en el marco de las actuaciones de control de mercado que realizan regularmente las autoridades sanitarias, la AEMPS ha detectado la existencia de una no conformidad legislativa en determinados productos de las marcas Deliplus y Solcare, fabricados por R.N.B. Laboratorio Cosmético". El martes, se informó de que ese aspecto al margen de la ley se refería a que los once cosméticos retirados contenían elementos que, según la normativa vigente, no podían estar juntos en un sólo producto. Se trata de la trietanolamina, que actúa sobre el PH, y del conservante bronopol, ya que la combinación de ambos puede producir nitrosamina, una sustancia inductora de tumores cancerígenos.

Ahora, la AEMPS afirma que "ha revisado la documentación técnica y los resultados de los análisis presentados por la empresa y ha concluido que la no conformidad detectada no afecta a la seguridad de los productos implicados. En consecuencia, no se ha desencadenado ninguna alerta sanitaria". Recuerda, además, que "la empresa RNB Laboratorio Cosmético ha procedido a la reformulación de los productos y a su sustitución en los centros donde se comercializaban por otros con la nueva fórmula conformes con la legislación". Finalmente explica que "la empresa ha confirmado que la sustitución ha sido completa y que en la actualidad no existen unidades de los productos no conformes en el mercado".

Mercadona se ha visto envuelta en los últimos meses en numerosas polémicas. La última, a raíz de que uno de sus centros, el de Écija (Sevilla), fuera víctima de la expropiación alimentaria perpetrada por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT). Al día siguiente, el Ministerio del Interior aseguró que la Policía y la Guardia Civil tenían orden de detener a los supuestos expropiadores -incluido el diputado de IU en el Parlamento de Andalucía y alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo- a raíz de una denuncia de la propia Mercadona.

Meses antes el protagonista era el presidente del grupo, Joan Roig, por unas declaraciones que pronunció sobre las condiciones laborales en España. Durante la presentación de los resultados de la compañía, Roig subrayó la necesidad de tomar medidas para aumentar la productividad de la economía española, aunque sean "impopulares" y "molestas". El presidente de Mercadona abogó entonces por "frenar el derroche" de los años anteriores a la crisis eliminando "lo que no añada valor", aunque ha descartado "recortar por recortar". Según Roig, la duración de la crisis dependerá de lo que tardemos todos los españoles en cambiar de actitud y adoptar "la cultura del esfuerzo y el trabajo". En este sentido, aseguró que "tenemos que imitar la cultura del esfuerzo con la que trabajan los 7.000 bazares chinos que hay en España".

Más noticias de Política y Sociedad