Público
Público

Sardà vuelve a la carga con dos programas

Un OT infantil y una serie de reportajes, sus nuevas apuestas

ANTONIO G. GIL-GARCÍA

Javier Sardà no parece hecho para estar demasiado tiempo alejado de la televisión. El que fuera indiscutible rey de las noches con Crónicas marcianas detalló ayer, rodeado de amigos e incondicionales, sus nuevos proyectos profesionales en Telecinco tras la retirada, hace ahora casi un año, de La tribu.

En la presentación de su segunda novela, un thriller en clave de humor titulado El asesino de presentadores (Planeta), Sardà dejó claro que en este momento está dispuesto a todo "con tal de no volver a trabajar como presentador de un programa de contenidos".

"Jiménez Losantos es francamente prescindible como profesional"

En este sentido, anunció que va a presentar seis galas en Telecinco de una especie de Operación Triunfo, pero cuyos protagonistas serán adolescentes y niños. El programa, denominado Cántame una canción, se emitirá en breve y tratará de buscar la mejor voz entre 25 candidatos de entre 7 y 15 años. Se trata de una adaptación del formato italiano Io canto, que se emite en Canale 5 con una cuota de pantalla media del 24%, según informó después Telecinco.

Al mismo tiempo, Javier Sardà anunció también que en mayo comenzarán a emitirse los seis capítulos que conforman Infiltrado, un nuevo programa al estilo de Dutifrí, si bien en esta ocasión no se trata de hacer un espacio de viajes, sino de involucrarse en distintas actividades. "A mí ir a las ciudades ya me cansa, en cambio este tipo de viajes son un privilegio". En uno de los capítulos, grabados en el primer trimestre de este año, Sardà convive con la dotación de la fragata Navarra, en labores de lucha contra la piratería en el Índico, y en otro con el destacamento español en Djibouti, viviendo "situaciones apasionantes". También se mete de lleno en Los Ángeles para ver en primera persona cómo son estafadas las miles de personas que llegan cada día con la esperanza de triunfar en Hollywood.

Por otro lado, el showman reconoció que, pese al contenido de su novela, en la que son asesinados varios presentadores de telediario, no tiene "nada en contra" de ellos. Bien distinta es su actitud con otros actores del panorama periodístico, como Federico Jiménez Losantos. "Contra Losantos sí lo tengo todo; pienso de él lo mismo que él de mí, la única diferencia es que él lo ha dicho muchas veces y yo casi nunca", explicó Sardà, que, pese a mantener el "respeto más estricto" hacia Losantos como persona, cree que es "francamente prescindible" como profesional.

También se explayó contra el grupo Intereconomía, al que, en clave irónica, deseó mucha suerte. "Quiero que les vaya muy bien y que no cambien. Su línea editorial me apasiona; yo me lo paso bomba". A su juicio, además, este grupo de medios ultraconservadores ha venido a "aumentar el surrealismo de una manera categórica". A preguntas de este diario, fuentes del entorno del locutor de EsRadio y del grupo Intereconomía rechazaron ayer responder a las apreciaciones de Sardà.