Estás leyendo: "Sarko, adóptame"

Público
Público

"Sarko, adóptame"

Los socialistas en Francia piden al presidente formar parte de su familia para tener un buen trabajo como su hijo

PÚBLICO.ES/EFE

El nombramiento de Jean Sarkozy, hijo del presidente francés Nicolas Sarkozy, como director de la Défense, el centro neurálgico de los negocios parisinos, ha desatado el ingenio entre los socialistas franceses.

Miembros del Movimiento de Jóvenes Socialistas (MJS) lanzaron esta mañana una campaña para pedir la adopción al presidente de la república y se  presentaron ante el palacio del Elíseo, para entregar dichas peticiones. Desde el MJS instaron "a todos los jóvenes de Francia que buscan trabajo, o una experiencia profesional, a que pidan ser adoptados" por Sarkozy.

En un comunicado, el MJS afirmó que con esta escenificación de la petición de adopción esperan que su nuevo "padre" sea capaz de ofrecerles "un primer empleo a tiempo completo y remunerado decentemente, lo que siete años de política de derechas no han permitido ni obtener ni siquiera esperar".

Los jóvenes militantes socialistas, organización vinculada al Partido Socialista, en la oposición, han colgado en su página de Internet el formulario para quien desee presentar esa solicitud de adopción con el fin de que sea enviada por correo postal al Palacio del Elíseo.

"Ya es hora de que Nicolas Sarkozy comprenda que su papel de Presidente de la República es el de servir al pueblo y no el de servirse a sí mismo y a los suyos. Es hora de que ofrezca a cada joven de Francia las mismas oportunidades y posibilidades de éxito que da a sus hijos", afirman los militantes socialistas.

Mientras tanto continúa la polémica por la próxima designación del hijo de Sarkozy, que tiene 23 años y estudia segundo curso de la carrera de Derecho, al frente de un organismo que gestiona La Defense, el mayor barrio de negocios de Europa, junto a París.

El diario Libération publica en su portada una frase pronunciada por el presidente el martes, al anunciar la enésima reforma educativa: "De ahora en adelante, lo que cuenta en Francia para tener éxito ya no es haber nacido bien, sino trabajar duro y haber demostrado lo que se vale por sus estudios, por su trabajo". El diario apostilla: "En plena polémica sobre su hijo, el Presidente da una lección de ética republicana...a los estudiantes".

El Gobierno salió el martes en defensa del presidente y el primer ministro, François Fillon, aseguró que no hay razón para la polémica, que a su juicio es una maniobra de distracción de la izquierda, sobre todo porque Jean Sarkozy "no va a ser puesto a dedo" en la presidencia del organismo que gestiona La Défense (el EPAD), sino que será elegido.

Más noticias de Política y Sociedad