Público
Público

Sarkozy avisa: "un Irán con armas nucleares es inaceptable"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por si el presidente iraní Mahmud Ahmadineyad no lo tenía claro, el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha vuelto a cargar contra Irán. Básicamente porque le incomoda su desarrollo nuclear y, como ya hiciera su ministro de Exteriores, Bernard Kouchner, ha hecho sonar las campanas de guerra de manera velada.

Para Sarkozy, un Irán con armas nucleares 'es inaceptable', como lo es igualmente la existencia de armamento de ese tipo en otros países, como Libia y Corea del Norte.

Así se ha expresado el mandatario francés en una entrevista para 'The New York Times' que será publicada este martes. En ella, Sarkozy afirma que ésta 'es una crisis internacional que hay que gestionar con mucha sangre fría y mucha firmeza, pero también con mucha reflexión'.

Cuando el presidente de la República habla de Irán y Siria, miembros de honor del Eje del mal, está haciendo un guiño inequívoco a la Casa Blanca. Lo que llama la atención es que hable del armamento de Libia cuando hace un mes Francia vendió a Gadafi un cargamento de misiles anticarro por valor de 100 millones de euros, después de todo el escándalo con la captura y la posterior liberación de las enfermeras búlgaras.

¿Sanciones sin guerra? 

La preocupación de Sarkozy por lo que pasa con Irán es tal que 'estoy dispuesto a explicar que para impedir a Irán tener armas nucleares hay que reforzar las sanciones, pero no pronuncio la palabra guerra'. Para él, esas sanciones deberían ser adoptadas por Naciones Unidas y decididas en votación.

Asimismo, en la entrevista se refiere a la posibilidad de que sea la Unión Europea (UE) quien determine las penas que, a su parecer, 'no serían una prueba de unilateralismo, sino una decisión internacional, multilateral'.

Sarkozy declina pronunciarse si ese debate ya tiene lugar entre los Veintisiete, pero subraya en la necesidad de que 'se den cuenta de a dónde les conduce la actitud de algunos de sus dirigentes', aunque no nombró al presidente de ese país, Mahmud Ahmadineyad, considerado un radical.

Más noticias en Política y Sociedad